Puerto Rico to go

Son las 3:19 de la mañana, estoy sentada en el Aereopuerto Luis Muñoz Marín. Nuestro vuelo original Salía a las 3:30 de la mañana, pero fue cancelado, después de mil vueltas y muchos estrés, terminamos en el de las 5:35 am con destino a Nueva York. Y después que lleguemos nos esperan una cuántas horas de carretera.

Sentada en el Aereopuerto, veo  a lo lejos en algo que me llamó la Atención. “Él Colmadito” dicen las letras brillantes. Detrás de la verja cerrada, hay unas neveras de productos Goya. Me acercó para verlo mejor, tienen para la venta, productos puertorriqueños congelados Goya, tostones, empanadillas, arañitas. También tienen, empanadas de pollo o res, marca la Aguadullina. Sofrito y ajo machacado del chef Piñeiro, café, y dulces Puertorriqueños.  

Pero la mejor parte, la Joya de la Corona. “Banana Pies”, o en buen puertorriqueño Pasteles. Siii! Los tiene de pollo o de cerdo, o de Yuca con Pollo o Cerdo. Es que tienen de todo. No tiene nada que envidiarle a los supermercados Econos. Y además te tienen la bolsita, para transportar cosas frías. Para que no se te descongelen. No vaya a ser que se te dañe tu tan preciado tesoro que encontrastes en el Aereopuerto. Y digo tesoro en todo sentido de la Palabra, por qué me imagino los precios.  
Que ocurrencia tenemos los Puertorriqueños.  Por décadas, mi familia ha viajado, con algún cargamento de cositas de la Isla para la familia en los Estados. Una vez viajamos con cajas grandes de pastelillos y quesitos de la panadería. Cuando mis Papas, me enviaron a pasar el verano en Nueva York, después de graduarme de cuarto año, lleve Dos Sándwiches Cubanos y media docena de Relleno de Papa. Y la lista sigue: lechón de Guavate, almohabanas, arroz chino, alcapurrias. Ahora mismo llevo dos aguacates, por qué las Panas y los Pasteles los llevo ya mi tía.
La cuestión es que el puertorriqueño es listo. Y vio una oportunidad, y la convirtió en un negocio. Así somos, no nos dejamos caer. Por qué el indio, no se quedo de brazos cruzados cuando el español, vino a quitarle sus tierras. Por qué el africano, aunque esclavo lucho para que lo liberaran. Por qué el Español, no se rindió cuando quiso buscar fortuna en nuevas tierras. Somos luchones y nos las inventamos, como sea. Lo llevamos en el ADN, y eso es ciencia.  

Actualizacion: el muchacho sentado al lado mío en el avión, viajó con 3 cajas de donas de Krispy Kreme y yo planeo regresar con 3 cajas Dunkin Donuts

Anuncios

One response to “Puerto Rico to go

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s