¿Por que no me amo lo suficiente?

¿El punto número uno, la parte clave, cuando uno quiere mejorar su vida, verse mejor, ser saludable, es el amor propio. Amarse uno mismo lo suficiente, como para que te importe cuidarte y sentirte bien. Cuando nos amamos a nosotros mismo, vamos a cuidar de nuestro cuerpo, comer saludable, ir al médico, hacer ejercicio. Y eso con el tiempo resulta en un mejor aspecto físico, lo que resulta en que sea más fácil amarnos a nosotros mismos, por qué estamos orgullosos de uno mismo. ¿Suena fácil verdad?

¿Pero qué pasa cuando uno no se ama lo suficiente? No te amas lo suficiente como para no comerte el Twinkie que tienes en la cartera. O para hacer 30 minutos de ejercicios. Por qué tengo que ser sincera, yo no voy al salón a peinarme el pelo por qué son $20 que me puedo ahorrar, pero me gasto lo mismo en una docena de donas de Krispy Kreme.

Pero yo, sí me quiero, y me trato bien de vez en cuando, dirás. O ok, yo también me quiero. Me gusta maquillarme para verme linda, pero sigo postergando la visita al ginecólogo. Me encanta comprarme ropa para ocasiones especiales, pero también me encanta la Coca Cola. Entonces, me amo, pero no me amo lo suficiente para no hacerme daño yo misma. ¿Por qué hago eso?

La mayoría de las madres estamos tan estresadas y envueltas en el día a día. Que muchas veces relegamos nuestras necesidades a la última posición de importancia. Entonces al final de la semana, resolvemos con un ratito de relax, con una copa de vino. O nos vamos a comer con las amigas. Y que para, recargar.  Algunas veces nos damos un gustazo y nos vamos a un Spa, para que nos mimen y salimos nuevas. Pero empieza nuevamente la semana y ¿a dónde se fue el masaje?

Recuerdo que a principio de año, poco antes de nuestras vacaciones en enero. Le digo a “El Husband” que yo lo que necesitaba era llegar al crucero, cogerlo suave y descansar. Cuando volviera del viaje iba a estar nueva. Mentiras, me estaba mintiendo a mí misma. Tan pronto empezaron las situaciones habituales, empecé yo con mi histeria de siempre.

Lo que pasa es que estamos tan ocupadas, que a la hora de ignorar algo de la lista por falta de tiempo o dinero. Lo primero que se va son las cosas de nosotras.

Por ejemplo, el lunes en la mañana te toca, lavar el baño, ir al banco e ir al gimnasio. Pero te llamaron de la escuela que al nene se le quedó la merienda. Entonces como buena madre, después de limpiar el baño, llevas la merienda al nene y vas al banco. El gimnasio va a tener que esperar por qué ya no tienes tiempo.

Otro ejemplo, vas al supermercado con una lista de cosas para comprar. Necesitas leche, galletas, pan para el desayuno, y quieres comprarte unas frutas para comer algo saludable. Pero las cosas están caras, y no te da el dinero. ¿Que se queda? ¿La leche y el pan los necesitas para el desayuno? Y las galletas se las prometiste a los niños. Se quedan las frutas. Y terminas comiéndote tú la mitad de las galletas.

Te identificas. A mí me pasa a menudo. Para mí, yo soy la última de las prioridades. Y todo redunda, en mi amor propio. Me di cuenta de eso, cuando esta mañana me estaba comiendo el Twinkie de, que hable antes. En mi mente me decía, esto sabe horrible. Pero me lo seguía comiendo. Tenía hambre y fue lo que encontré en el counter de la cocina cuando salía de prisa. Pude haber tomado 4 segundos extra e ir a la nevera y tomar una manzana, pero yo no me ame lo suficiente para tomar una mejor decisión. Y me estoy comiendo algo que no es bueno para mí y al fin y al cabo ni me gusta.

Como madres debemos amarnos un poco más. Lo suficiente para cuidarnos mejor. Por lo menos en estos tres campos.

1. Alimentación: escoger mejor que vas a comer. No estoy hablando de ir y meterte en una dieta de extrema en la que solo comer garbanzos o algo así. Me refiero a tomar más agua. Comer frutas y vegetales, No comer Twinkies

2. Ejercicios: ejercitar a menudo es tan beneficioso para la salud, que raya casi en magia. A lo mejor primero pienses que te vas a morir, pero después te vas sentir como nuevo. Los niveles de dopamina en el cuerpo aumentan cuando hacemos ejercicio y la dopamina nos da una sensación de satisfacción y tranquilidad. Otro día hablamos más sobre la maravillosa Dopamina.

3. Visitas Médicas: no sigas postergando la visita al doctor, o la mamografia. Los chequeos habituales son indispensables para tener una buena salud y de especial en caso de enfermedades graves.

 

Yo estoy trabajando poco a poco para mejorar en estas cosas.  Ahora que los nenes están mas grandes.  Estoy procurando, hacerme yo misma una prioridad.  Al fin y al cabo, yo soy la única Mama que ellos tienen y si yo no estoy, quien va a cuidar de ellos bien.  Entonces, amandome mas a mi misma, los estoy amando a ellos.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s