Si le das libertad al niño…

La tontedad está atada al corazón del muchacho.

Si hubiera un diccionario ilustrado de la Biblia, las caras de mis dos nenes irían a lado de este texto bíblico.

Durante varias semanas ya, “El Husband” y yo llevamos diciéndole que poco a poco nosotros vamos haciendo menos cosas por ellos, y que ellos deben comenzar a ser mas responsable por ellos mismos.  No estamos pidiendo mucho ellos son niños de 11 y 9 años.  No pensamos que de momento ellos van a madrugar, preparar desayuno, limpiar la casa e ir a buscar un trabajo.  Pero si cositas sencillas, cosas que ya ellos saben hacer, pero que todavía esperan que nosotros las hagamos.

Por eso hoy decidí tratar un pequeño experimento.  Les estoy dando a ellos más libertad de la que ellos siempre tienen a ver cómo nos va.  En lugar de estar encima de ellos, pidiéndole que hagan cosas, solo voy a mencionarle lo que deberían estar haciendo o lo que espero de ellos.  Solo una vez y ver que pasa.  Este es el resultado (Encontraran en negrillas las cosas o instruciones que les digo)

7:30 esta es la hora de ellos de levantarse.  Todavía siguen durmiendo.

8 am Hora de despertase.  Abrieron los ojos y se pusieron a ver un poco de TV.  Ellos usualmente pueden ver 15 minutos de TV en la mañana en lo que salen del sueño.

8:15 La escuela comienza a las 9:00.  Nada.  Me pongo a comerme medio Waffle y a hacer la lectura de la Biblia.

IMG_3416

8:30 Dylan salió de la cama, abrió la nevera y volvió a la cama.

8:30 Empezó Curious George, creo que esa es la escuela para hoy.  Y quiero hacer notar que mis niños de 11 y 9 años están viendo un programa para niños preescolares.  Prueba de que no importa que sea lo que este en la TV ellos lo ven.

Ningún tipo de movimiento para levantase de la cama o lavarse la boca o desayunar.  Creo que necesitan otro recordatorio.

8:34

¿Ustedes planean estar en la cama todo el día hoy?  Dylan: yo quiero.  Leo: Yo no voy a hacer eso Mami.  Ningún tipo de movimiento.

A este punto ya a mi me estaba dando algo.  Por eso decidí darles un empujoncito sin que se dieran cuenta.

Les dije: Voy a apagar la TV, por que necesito silencio para leer la Biblia.

Dylan: Entonces que hacemos. (Que tal pararte de la cama y prepararte para la escuela) Tengo que pelear conmigo misma para no informarle que el sabe que es lo que tiene que hacer, porque lleva haciéndolo por 5 años.

8:50 Ningún movimiento, ahora mismo están echaditos en la cama conversando.  Ni se imaginan que están siendo estudiados.

Me pregunto que pensaran ellos, porque la Mama que está siempre encima de ellos como sargento dando instrucciones, no les ha dado ni una sola instrucción desde que se despertaron.

8:54 Todavía nada.  Espero.  Dylan se levanto de la cama, volvió a abril la nevera, la cerro y camino hacia el baño que yo acabo de limpiar y pregunto donde esta el Papa.  Después, empezó a pelear con el hermano por que dio una vuelta en la cama, en ropa interior.

Conversación sobre Cora.

8:57 Estoy esperando que suene la alarma en mi Celular a las 9:00 que dice que es hora para empezar la escuela.   Solo unos minutos más y aquí estoy yo esperando.

By the way, en un momento me puse a recoger mi cama que queda paralela, (eso lo aprendimos la semana pasada en la clase de Matemática) a la de ellos.  A ninguno se le ocurrió hacer lo mismo.

9:00 am Sonó la alarma y empezaron a gritar que era hora de la escuela.  Les pregunte que iban a hacer.  Me dijeron que empezar la escuela y yo les dije que no sin desayunar, sin lavarse la boca y en ropa interior.

Mas adelante les sugerí salir de la cama.  Nadie a salido de la cama.

9:08 ¿Ustedes saben que día es hoy?  Lunes.  ¿De qué mes?  Enero.  ¿Y qué hacemos los lunes de enero? Escuela.

Ningún movimiento. De momento estoy envuelta con Leo en una conversación de por que uno no estudia en ropa interior. Su argumento es que el siempre estudia con ropa interior, es que tiene otra ropa por dentro.   Por mi mente esta pasando lo que la mayoría de las Madres latinas haríamos en este caso.  Lo que haríamos incluye una chancleta.  Pero me contengo.

9:13- movimientos hasta la nevera y de regreso a la cama.  Ninguno es concreto.

9:34- Indicios de desayuno.  Pero lentooooooos.  Leonardo, esta siendo insoportable hoy.

Mientras escribo, y analizo a los nenes.  Estoy confrontando problemas técnicos con uno de los lavamanos que esta tapado.

Dylan me pide ayuda con su leche con chocolate.  Lo ayudo por que al menos lo esta intentando.  Leo por otra parte quemo lo que puso en el microondas.

Dylan, se esta bebiendo su leche con chocolate y recogiendo la cama a la misma vez.  Progreso.  Leo sigue en ropa interior y lleva 4 minutos haciéndose un sándwich de Peanut Butter.  Voy a tener que darle una mirada amenazante a ver si reacciona.

9:32- un niño ya desayuno y recogió la cama.  Decidió leer un poco.

IMG_3417

9:39- Leo esta desayunando, Dylan esta leyendo.  Estamos progresando, pero vamos una hora tarde.  El cuarto huele a que algo se quemo y el fregadero sigue tapado.  Voy a llamar a landlord, pero me acuerdo de que esto es un Hotel y se me quita.

9:44- abro la pagina web de Time4learning, el currículo que usamos para la escuela.  La pongo en la pagina para hacer login y me paro de la silla.  Ya dejé la trampa, vamos a ver quién cae.  Espero que alguien caiga.

9:51-nadie a caído.  Decido calladamente quitarle de las manos una distracción que tienen.  Vuelvo y dejo la abierta la página de Time4Learning.

9:55- Saco a Cora a caminar.  Estas fueron las instrucciones que le di a los nenes:  Cuando regrese quiero dos niños vivos y que no haya sangre.

10:04- Nadie ha caído en la trampa.  Estoy empezando a pensar que ellos, una de dos: están esperando instrucciones mías o honestamente piensan que están de vacaciones.  Si es eso, no se que les ha dado esa impresión.

10:07 Dylan mordió el anzuelo y se sentó e hizo login.  Está trabajando en matemática y me pongo a ayudarlo.  Como quien no quiere la cosa le pongo un papel por el lado a Leo, para ver si lo lee.  Pienso yo que le va a interesar por qué es de la circunferencia y Pi.  Le echa una mirada y lo pone al lado.  Pero después pasa algo milagroso.

IMG_3419

 

Mientras atendía una llamada, Leo está ayudando a Dylan con su Matemática.  Las cosas van mejorando.

 

Le eche al fregadero una caja completa de Baking Soda y media botella de Vinagre, después de dejarlos jugar juntos por un rato prendo el agua caliente para que todo baje.  Eso es lo que hace mi Papa todos los domingos en su casa.   No funcionó.

 

11:45 Dylan terminó su escuela por hoy.  Increíblemente 15 minutos antes de lo que se supone.   Ahora vamos a ver qué hace Leo.

 

11:54 Dylan a mandado a Leo cuatro veces a hacer su trabajo de la escuela.  El no le ha hecho caso.

 

12:00 Sonó la alarma de que la escuela termino.  Eso usualmente significa que Dylan termino.  Pero como Leo ya está en sexto grado y tiene más trabajo, el coge un break a las 12:00 y regresa a trabajar a las 1:00pm.  Cuando vio que ya eran las 12:00 y el no había hecho nada, se sentó e hizo login en su página.  En ese momento yo le señale lo que tenía que hacer.  Está trabajando en eso ahora.

4:37 Terminamos con los trabajos de Leo.  Solo una hora después de lo programado y eso incluyo un pequeño break entre medio.  Nada mal para estar corriendo por ellos mismos.

En la mañana tuvimos un comienzo lento.  Pero al final creo que no nos fue tan mal.  Ellos sobrevivieron, ni se enteraron de que no estaba recibiendo instrucciones, y al fin del día terminaron su trabajo de escuela.

Aprendí, que mis niños trabajan mejor de lo que yo pensaba.  Probablemente de ahora en adelante les de un poco mas de libertad para hacer las cosas por ellos mimos.  Con una dosis moderada de guía.

Creo que a los niños hay que darles mas credito del que a veces les damos.  Los mios me sorprendieron hoy.  Me dejaron explota, pero me sorprendieron.

Ahora Mami va a descansar un poco.  No mas experimentos por buen rato.

Hasta la próxima.

 

 

 

 

 

Anuncios

Cambios/Changes

El pasado lunes fue 20 de noviembre y lo pasamos todo el día, en tramites para comprar un carro.  Dos meses han pasado desde el Huracán, hace dos meses yo vivía en una casita de madera con techo de zinc en una isla tropical.  Hoy vivo en un Hotel en Massachusetts y disfruto del frio del otoño en Nueva Inglaterra.  Digo disfruto, por que es muy temprano para empezar a quejarme del frio.

Hace dos meses guiaba una guagüita roja, que no tenía aire acondicionado y solo le bajaba una ventana.  La puerta donde estaba esa misma ventana abría solo por afuera.  En fin, la guagua se estaba cayendo en cantos.  Ayer guie una guagua Negra, que a pesar de ser usada y tener la misma edad que Leo, se conserva.  La nombramos Bruce en Honor a Batman, en específico Lego Batman, mi Batman favorito.

Pues cuando voy por la autopista en nuestra nueva guagua, miro a mis nenes arropaos en ropa de invierno, jugando con sus tabletas sentado en los asientos negros de la guagua.  Miro afuera y puedo ver las hojas coloras, distintivas del otoño.  No puedo evitar pensar en como han cambiado las cosas.

IMG_3073

En solo dos meses, tengo una nueva dirección de correo, un nuevo carro, nueva rutina, hasta nuevo vestuario, por que los shorts que usaban en Puerto Rico.  No van a ver la luz del día hasta junio del próximo año.IMG_3105

Y aunque las cosas cambien, las prioridades, son las mismas.  Somos la misma gente en abrigo de invierno.

FEMA, extendió la estadía en los Hoteles hasta el 13 de enero.  Lo que significa que tenemos un techo hasta el próximo año.  Pero también significa, que tenemos que acomodarnos mejor y organizar nuestras cosas que tenemos en el cuarto del hotel.

Una cosa es ir a un hotel por un ratito y usarlo solo para dormir, como en las vacaciones y otra bien diferente que el hotel sea tu domicilio permanente.  Para empezar, tienes que ver que vas a comer.  Porque comprar comida fuera tres veces al día, no es una opción para nosotros, no tenemos ese tipo de bolsillo.  Lo que hacemos es que vamos al supermercado, y compramos unas cuantas cosas que se pueden preparar en el cuarto y complementamos con el desayuno que ofrecen en el hotel.

Otra cosa, es que vivir de maletas ya nos cansa y hemos tenido que organizar nuestras cosas en el pequeño espacio que tenemos en el hotel.  Compramos ganchos y cajas para organizar cosas, cuestión de que estén al alcance cuando las necesitamos, pero con un poco de orden.

De esa manera, poco a poco nos estamos acostumbrando a nuestra vida de hotel.  Trato de levantarme temprano, para tener al menos una hora de tranquilidad en la mañana antes de levantar a los nenes.  Preparo el café en la cafetera que tenemos en el cuarto, mientras “El Husband”, saca afuera a Cora.  Después del café, levantamos a los nenes.  A veces desayunamos en el cuarto, a veces desayunamos en el comedor del hotel.  A las 9 de la mañana comenzamos con los trabajos de la escuela.  Terminamos alrededor de las 12 del medio día.  Después de eso nos vamos a la calle a hacer gestiones.   Cada semana tenemos algún otro papeleo que llenar o que entregar.

Esta semana fue lo de la guagua, hubo que asegurarla, inspeccionarla, registrarla y sacar la tablilla.  Es un proceso bastante fácil comparado con Puerto Rico, pero toma tiempo.

Además de que los días son cortos, el otro día, queríamos almorzar algo en el hotel y eran alrededor de las 1 de la tarde.  Preparamos sándwiches para nosotros y Hot Pockets de Pepperoni para los nenes.  Comimos y nos fuimos a Walmart para comprar unas cosas que nos hacían falta.  Llegamos a Walmart alrededor de las 2 de la tarde.  Cuando salimos de Walmart, el sol ya se esta poniendo.  A las 5 de la tarde, estaba completamente obscuro.  Y la cosa es que, aunque sean las 5, como esta obscuro el cuerpo cree que ya es hora de dormir.

Y en eso se nos van los días.  Escuela, gestiones, oscurece, y pa la cama.

Otra cosa que paso esta semana es que mi sobrino comenzó en la escuela.  El martes, lo paso a recoger una guagua escolar, prácticamente al Lobby del Hotel.

IMG_3101  Para nosotros este fue todo un evento y fuimos todos a verlo.


FullSizeRender[1284]

Hasta Cora.

Cora Hotel

Y después en la tarde fuimos verlo cuando regreso.  Después fuimos a comer Pizza para celebrar.

FullSizeRender[1287].jpg

 

 

Como pueden ver, nuestras vidas poco a poco están cayendo en un nuevo tipo de normal.  Atrás quedaron los días de hacer filas para comprar gasolina y las noches a obscuras espantando mosquitos.  Todo ha cambiado, ahora hablamos inglés y bebemos Pumkin Spice Latte.

Estamos esperando que llegue la nieve.  Algunos, los niños, la esperan con alegría.  Otros, los adultos, la esperamos con terror.  También esperamos el momento en que podamos tener nuestro propio hogar.  El Hotel esta chévere, pero no es nuestro.  Es prestado por un ratito.  Quiero ver a mis niños durmiendo en su cama propia y al final de un día largo, poder decir vámonos para casa.

Pero no es un sueño muy lejano, creo que ya pronto se va a realizar.  Las cosas están cayendo en su lugar como en un juego de Tetris.  Ya pronto, ya pronto.  Por ahora continuamos con nuestra vida de hotel, de la cual estamos muy agradecidos.  Especialmente Leo y Dylan.

IMG_3126

 

El Hotel de Fema

Hola a todos, les informo que en estos momentos mi familia y yo estamos instalados en uno de los Hoteles provisto por FEMA para las familias afectadas por el Huracán María.  Para los que no estén informados, FEMA ha ofrecido entre sus ayudas ubicar a las familias elegibles en Hoteles, inclusive fuera de Puerto Rico.  Si has solicitados ayuda de FEMA y apareces elegible para ayuda de reubicación en un Hotel, debes buscar la lista de Hoteles en tu área aprobados por FEMA, entonces vas al hotel y si tienen habitaciones disponibles, te puedes quedar allí y el mismo hotel gestiona el pago con FEMA.

Pero ojo, cuando leí la noticia sobre estos Hoteles, la noticia mencionaba que FEMA pagaba el Hotel por 30 días.  En la oficina de Asistencia para Vivienda que fuimos solicitando albergue, nos dijeron que nos quedáramos en donde estábamos, o sea en casa de mi tía, por ahora así cuando ya no tuviéramos la opción de quedarnos ahí, podíamos ir al Hotel por 30 días.  De esa manera tendríamos lugar donde quedarnos por mas tiempo.  Y así hicimos.  Pero cuando después de dos semanas fuimos al Hotel, nos informaron que eran 30 días desde el principio de mas hasta el final del mes, pero como ya estábamos a mitad de mes, solo podíamos quedarnos en el Hotel por 2 semanas.  O sea que la ayuda era hasta el 30 de noviembre.  El 30 de noviembre tendríamos que solicitar una extensión de esta ayuda o buscar para donde irnos.

Pero como dos semanas es mejor que nada.  Aprovechamos, recogimos nuestras pertenencias y las montamos encima de “Jack” la guagüita Pick-up que un amigo nos prestó, y nos movimos a nuestro Hotel.

 

jack
Este es Jack

El Hotel es bastante cómodo, Tenemos dos camas Queen size y calefacción.  TV y WIFI gratis.  Todas las mañanas ofrecen un buen desayuno, con Waffles, hechos al momento y café.  Además de que estamos cerca de tiendas y supermercados en caso de que necesitemos algo.  En otras palabras, estamos bastante bien.

Cada mañana en el desayuno vemos muchas familias puertorriqueñas que están en las mismas circunstancias que nosotros.  Bebiendo café americano, no tan fuerte como el que nos gusta en Puerto Rico.  Empaquetados en la ropa de invierno que hemos podido conseguir, con el poco dinero que nos queda o con las ayudas que nos han dado.  Y se siente extraño y hasta un poco bien, el hecho que hasta fuera de Puerto Rico, todavía podemos ver la solidaridad entre personas que han pasado por un desastre y que, aunque no se conocen te miran como diciendo: “Estamos juntos en esto”.

La mayoría de las familias que nos encontramos tienen la misma rutina.  Desayunar y empezar a bregar con los papeles y solicitudes que tienen que estar llenando.  Casi todo el mundo tiene consigo una carpeta o folder llena de papeles importantes.  En eso se nos van los días.  Y como a las 5:00 de la tarde ya está oscuro, los días son mas cortos y hay que empezar temprano y sacarle el jugo los más posible.

Vivir en Estados Unidos no es fácil, una amiga en Facebook escribió hace unos días que la gente que esta llegando de Puerto Rico se tiene que agarrar bien los pantalones por que vivir en Estados Unidos no es fácil.  Y es cierto, no es fácil en el sentido en que tienes que trabajar duro para tener una vida decente.  No puedes estar sentado en pijama todo el día viendo Netflix, esperando el cheque del gobierno.  Tienes que trabajar fuerte.  Pero es así en cualquier parte.  No importa en qué país vivas, hay que trabajar fuerte por tus cosas.  Cuando encuentres el país en el gobierno te mantiene viviendo en lujo y con mayordomo sirviéndote todo el día sin uno hacer nada me avisan, que nos mudamos inmediatamente

La diferencia es que aquí, si te mueves y trabajas, al final del día vez el resultado, a diferencia de en Puerto Rico que ya van para dos meses de pasar trabajo todo el día sin ningún cambio en la situación.

Por eso me gustaría decir algo, si estas pasando trabajo en Estados Unidos por que tienes frio, por que no tienes carro y hay que caminar, por que en la oficina del gobierno te están pidiendo demasiadas cosas.  Detente por un minuto y piensa en cual seria la otra opción.  Una isla tropical, donde la mayoría de las personas no tienen las necesidades básicas cubiertas y donde las ayudas del gobierno están escasas.

Si vemos la situación desde el ángulo correcto.  Estamos viviendo bien y estamos progresando.  Podemos ser positivos y pensar que ya casi vemos la luz al final del túnel.

Por otro lado, aquí en los Estados Unidos (por lo menos en la ciudad en la que nosotros estamos) la gente está muy conciente de la situación en la que nos encontramos los puertorriqueños refugiados.  En cada esquina hay alguien queriendo ayudar y que entiende bien las necesidades que tenemos.  De hecho, mi hermano matriculo ayer su nene en la escuela y le dieron el número de teléfono de una oficina, donde están ofreciendo abrigos de invierno para los niños y también le dieron una mochila.  También cuando los primeros días aquí tuvimos que alquilar un carro para poder movernos, el encargado de la compañía que nos rento el carro, nos dio un día gratis de uso, porque él sabía que lo necesitábamos.

La gente quiere ayudar, y en estas semanas hemos visto esa ayuda por todas partes.  Desde mi tía que nos albergo en su casa, hasta el amigo que nos ha prestado un carro para movernos.  A todos ustedes que de alguna manera han ayudado a un puertorriqueño afectado por el Huracán, de parte de todos nosotros los refugiados les doy Mil Gracias, por hacer nuestra situación mas llevadera y darnos la mano en tiempos difíciles. window

Yo por ahora sigo en mi cuartito de hotel, con vista al estacionamiento.  Aquí tengo un techo sobre mi cabeza y una cama calientita para acostar mis niños a dormir.

Como lavar ropa a mano sin dañar tus manos

La mayoría de los habitantes del primer mundo, estamos mal acostumbrados a comodidades que damos por sentados. Hasta el más pobre sabe que para lavar ropa hay disponible una máquina que te hace la mayor parte del trabajo. Y si no la tienes en la casa, puede ir a casa de un familiar o amigo o a un laundromat y encontrar una lavadora.

Pero que pasa si no tienes acceso a la máquina. Se te daño, estas de camping o como nosotros ahora mismo que nos quedamos sin agua ni luz después del Huracán.

A casi tres semanas después del Huracán el lavado de ropa se ha convertido en el trabajo de la casa más complicado. No se puede usar la máquina de lavar por obvias razones y tenemos que usar la fuerza física para hacerlo.

Algunos han recurrido a las tablas de lavar. Las que usaban las abuelitas de antaño. Incluso ha despertado un nuevo negocio de ventas de tablas de lavar. Algunas de madera, pero la novedad son las de PVC. El precio de estas tablas está entre los $15-$20 y las están vendiendo en cada esquina. Es uno de los nuevos lujos que tenemos los puertorriqueños sobrevivientes de María.

Pero nuestro de sistema de lavado es diferente.

En los pocos días que tuvimos electricidad entre el Huracán Irma y el Huracán María, mi inteligente Madre, encontró en Facebook un nuevo método para lavar la ropa.

Al principio estuvimos un poco dudosos de que funcionara. Pero cuando notamos la ciencia detrás del sistema, nos convenció. No nos dio tiempo, antes de que llegara el Huracán para conseguir los materiales, pero si tomamos notas mentales de lo que necesitábamos y como usarlos.

Entonces paso el Huracán. A los pocos días ya se estaban acabando las provisiones de ropa limpia. Especialmente para los que perdimos los techos. A los tres días después del Huracán ya se nos habían acabado la ropa limpia y todavía no había tiendas abiertas para conseguir nuestras provisiones. Por eso me toco lavar a mano como las mujeres de antes. Me senté en el piso en un murito frente a la casa y batí la ropa con detergente y agua dentro de un cubo.

1506640055231

 

Imite lo mejor posible, lo que yo pienso era lo que las doñas que lavaban en el rio hacían. Y cuando pensé que ya el agua estaba sucia. Saqué la ropa y la exprimí con la ayuda de los nenes. El mejor método de exprimido lo tenía mi sobrino, que giraba la ropa tipo helicóptero. Cuando toda la ropa estaba lavada y exprimida, la volvíamos a mojar para enjuagarla y otra vez pasaba por el exprimido.

1506640046106

 

 

Las tendimos en la verja, a coger sol y después de un rato la virábamos para que se secara del otro lado. Al rato la recogíamos tostadita y estrujadita, pero limpia. La jugada nos tomo como 5 horas.

A la primera que logré entrar en una tienda, corrí a buscar mis materiales. Esto fue lo que compre:

Un destapador de inodoros.

Este nos costó alrededor de $5. Además de esto necesitábamos un cubo. Si el cubo tiene tapa mejor. El cubo lo compramos en un semáforo. Unos hombres estaban vendiendo cubos vacíos y limpios de selladores de techo con tapa, por $5. Ya teníamos todo lo que necesitábamos.

Al siguiente día, empezamos a lavar ropa.
Llenamos el cubo de agua. Echamos la ropa y un poco de detergente. Y pusimos el destapador dentro del cubo. Al subir y bajar el destapador, el agua comienza hacer el mismo movimiento que hace la ropa en la lavadora. Este movimiento ayuda a despegar el sucio y mal olor.

1507507348647

 

Después de un buen rato de la ropa batirse en la “lavadora”, ya es tiempo de exprimir. Hasta ahora no hemos encontrado un método más fácil de exprimir, salvo enrollar la ropa en un tubo de la escalera y darle vuelta hasta que exprima. Invento de mi Papa.

Luego pasamos la ropa a un cubo con agua limpia y le damos un turno más en la “lavadora” y la batimos un poco para que suelte el detergente. Algunos aprovechan y le echan un poco de suavizador de ropa en este momento. Luego otra vez al tubo de exprimir y a secar al sol.

 

 

1507507348763
Puedes hacer in agujero en la tapa para pasar el palo y poder trabajar sin mojarte.

 

Hace poco me toco lavar toallas y sábanas blancas y tome otra instrucción de las doñas de antes. Eché un poco de blanqueador en el agua, pero recordé que, según las leyendas, el sol es un blanqueador natural. Por eso, después de batir la ropa blanca un poco en mi “lavadora” la exprimí y la deje secar al sol, sin antes enjuagar. Después que estuvo un rato en el sol, la devolví a la “lavadora” para una segunda lavada y una enjuagada. Pase más trabajo, pero quise ver cómo funcionaba. Yo no sé si lo estaba haciendo bien o si de verdad era necesario hacer eso. Pero la ropa quedo limpia y bastante blanca.

Pues, este el método de lavado de ropa que hemos utilizado desde el Huracán. No sabemos cuáles son sus origines, ni quien se lo invento. Algunos dicen que fue un invento de la gente que acampa, otros que es de los presos. Pero lo importante es que nos está solucionando un problema que tenemos ahora mismo.

Créanme con las mil y una situación difícil que no hemos encontrado desde que paso el Huracán, el tener una solución sencilla a uno de esos problemas es una bendición.

FullSizeRender[776]

Y dicen que la necesidad es la madre de la inventiva. En algún momento hubo alguien que no quería explotarse la espalda lavando ropa en una tablita y fue lo suficientemente inteligente para inventarse lo del destapa inodoro.

A mi familia y a mí nos ha funcionado de lo mas bien. Al menos no hemos visto la necesidad de gastar los chavos en la tablita de lavar. Si alguien sabe dónde puedo comprar barato un cargamento de destapa inodoro y que me lleguen rápido a Puerto Rico. A lo mejor puedo venderlos también en el semáforo y tumbarles el negocio a los de las tablitas.

 

 

6 Formas en los niños pueden ayudar en el hogar

En los 11 años que llevo siendo madre, he aprendido que es casi misión imposible mantener la casa limpia y organizada.  Si, lo puedes lograr, el problema es mantenerla así.

Puedes estar horas esclavizándote en la casa y al final del día, cuando miras alrededor piensas, ¿Que rayos yo hice todo el día?

Como en casa, los niños no salen a la escuela.  Están todo el día en la casa, las probabilidades de regueros aumentan.  Mientras ellos estén ocupados con sus trabajos de la escuela o entretenidos con tabletas o TV, no hay tanto problema.  El problema es cuando no tienen que hacer.  Parece que la mejor idea que se le ocurre, para entretener sus inteligentes cabecitas, es volver loca a Mami y destruir la casa.

Una vez alguien dijo, que unas manos desocupadas son las manos del Diablo.  Significa que, si no estás ocupado en algo, tienes la oportunidad de meterte en problemas.  Por eso es mejor mantener esas manos ocupadas.  (Esto aplica tanto a niños como adultos)

Por esto es por lo que siempre trato de mantener a los niños ocupados, en algo.  Claro hay momentos en el día que dejamos libres para usar la imaginación, explorar y meterse en problemas.

Aprovechamos e incluimos en el programa de educación de los nenes unos cuantos trabajos en el hogar.  Algunas personas dicen que los niños no deben trabajar, que deben jugar.  Pero si esos niños están en la escuela, estarían trabajando no jugando.

Mis niños aprenden mientras ayudan en la casa.  Aprenden a resolver problemas, a organizarse, a cooperar con otros.  Aprenden a ser responsables por sus cosas, a ayudar a otros.

Pero claro, no quiere decir que ahora los niños van a ser nuestros esclavos.  Que van a estar sirviéndonos todo el día, mientras nosotros estamos sentados frente a la computadora escribiendo un blog.  Hay ciertas cosas sencillas en las que ellos te pueden ayudar en la casa.  Y a la misma vez, tener su tiempo de ser niños.

 

FullSizeRender - Copy (3)

  1. Mantener su cuarto ordenano: Desde pequeña mi mama me enseno a mantener mi cuarto recogido.  Tenía que recoger mi cama todos los días y organizar mis cosas.  Eso puso una base para cuando tuve mi propio hogar.  Empiezo el día recogiendo la cama.  Y les enseñe a mis hijos a hacer lo mismo.  Ellos no han llegado al punto de dejar la cama bien estiradita y organizada.  Pero van progresando, y saben que es su responsabilidad.  Además, es una responsabilidad menos que me quito de encima.  Si la cama no se ve bien, no es culpa mía, es de ellos.  Y si la reina viene de visita eso es lo que le voy a decir.

 

  1. Cuidar de las mascotas: Decidimos tener un perro, cuando los nenes ya estaban en edad de ayudar con él.  Estaría increíble, que uno loca y estresada se echara encima además la responsabilidad de un perro.

Los nenes son responsables de echarle agua y comida a Cora, sacarla a pasear a el patio y peinarla.  Además, si tiene algún accidente dentro de la casa, ellos son responsables de limpiarlo.

  1. Pequeñas tareas de limpieza: Hay ciertos trabajos de limpieza que los niños pueden hacer, de acuerdo con su edad. Quitar el polvo, lavar platos, limpiar espejos, etc.  Estos trabajos van aumentado según van creciendo.  A los 11 años Leo ya limpia el inodoro.  Comenzó a los 9 ayudándome a mí.  A los 10 empezó a hacerlo con supervisión y ahora ya lo puede hacer solo y hace un buen trabajo.

FullSizeRender - Copy

No pienses que porque es un niño no lo va a hacer bien.  Es bien probable que no lo haga bien.  Pero no van a ser niños toda la vida.  Va a llegar un día que te va a sorprender.

  1. Ayudar en la cocina: la cocina no es otra cosa que un gran laboratorio de ciencia y a los niños le encanta la ciencia.  En un día que no tengas mucha prisa, invita a uno de tus hijos a trabajar contigo en la cocina.  Puede ayudarte a lavar vegetales y frutas, revolver algo.  Si ya saben cómo hacerlo medir cantidades. O si ya tienen la destreza, ayudar a picar cosas.

FullSizeRender - Copy (2)

La actividad favorita de mis niños en la cocina es romper huevos.  Les digo que tienen un poder de destrucción increíble.  Yo no sé, que es tan fascinante en romper un huevo, pero para ellos es lo más divertido que puede pasar en una cocina.

  1. Cuidar de las plantas: No es ciencia espacial echarles agua a las plantas.  Puedes pedirles a tus pequeños que te ayudan con eso.  Esto les ayuda a cuidar de la naturaleza y también aprender sobre el crecimiento de las plantas.
  2. Organizar la ropa: Según las edades, el niño puede ayudar a dividir la ropa antes de guardarla, puede ayudar a doblar o puede encargarse el solo de lavar y guardar su ropa.

Como vez, los niños pueden ayudar en la casa de muchas maneras.  Lo importante es tener paciencia y tomar el tiempo para ensenarles.  A veces pensamos que, si lo hacemos nosotros, lo hacemos más rápido y mejor y es verdad.  Pero si les enseñamos a los niños de pequeños que Papi y Mami lo hacen todo por ellos, estamos educando una generación de vagos.

¿Significa todo esto que Leo y Dylan sean niños modelos, que tienen su cuarto siempre listo y organizado y que todo el tiempo están trabajando en la casa y ayudando a que la casa parezca sacada de “Better Homes and Gardens”?  Nada más lejos de la realidad.  El 89% por ciento del tiempo su cuarto es un desastre.  Pero es un trabajo en proceso.  Seria irrazonable, pedirles a dos niños de 11 y 9 años que se levanten con guille de empleada doméstica.  Pero yo sigo intentándolo, no siempre me va a funcionar.  Pero yo sé que ahora mismo estoy menos estresada que hace un año atrás.  Algo está funcionando.

Piensa en cómo está el cuarto de tu hijo o hija ahora mismo.  Si ellos no aprenden desde ahora a ayudar en la casa, cuando sean adultos, esa es la misma manera en que va a estar el resto de su casa.  A menos que tus vayas a su casa a recoger sus regueros por ellos.  Y entonces cuando llegue la reina de visita y encuentre la casa regada, ellos van a decir, no es que Mami no me la limpio.

Estas son ideas sencillas, el niño no tiene por que limpiar toda la cocina, pero puede lavar los platos.  Un poquito aquí y un poquito haya.  Esto ayuda no solo a tu sanidad mental, también ayuda a crear adultos responsables.  Que al fin y al cabo es lo que queremos que nuestros hijos sean.

¿QUIERES RECIBIR UNA LISTA DE MAS DE 100 TRABAJOS SENCILLOS EN LOS QUE TUS NINOS PUEDEN AYUDARTE EN LA CASA?  ENTONCES SUBSCRIBETE A “CON TODO MAS BACON”