Desempleada

Hola a todos.  Hace un tiempo que no escribía nada, por varias razones.  Una de ellas la conocerán mas adelante, la otra es que hemos estado demasiado ocupados con otras cosas que ameritan mas importancia.

Entre citas médicas, búsqueda de apartamentos, 3 tormentas de nieves y ayudar a “El Husband” a conseguir un trabajo, los días se nos acaban y no encuentro el momento para dedicarle al blog.  Una de las situaciones que tenemos es que el trabajo de “El Husband” es un trabajo a tiempo parcial y yo no estoy generando ningún tipo de ingreso.  Traducción: yo no trabajo.  El ingreso de la familia esta bastante reducido y conseguir un apartamento en esas condiciones es más difícil que llevar el anillo a “Mordor”.

Esta situación, me ha llevado a pensar mucho en el hecho de que yo no trabajo, y no he trabajado desde el año 2002.  Ese ultimo trabajo fue en los Caribbean Cinemas de Las Catalinas en Caguas.  Yo era Dulcera o, en otras palabras, de las muchachas que vendía el Popcorn.  Ese trabajo parece bastante sencillo, pero tedioso y con las peores horas de trabajos.  Si es malo ver a un amigo salir al cine y no poder acompañarlo por que tienes que trabajas.  Peor es trabajar en el cine donde tu amigo va a ir.

Otra cosa de este trabajo es la manera en que ellos llevaban inventario.  ¿Nunca te has preguntado, como saben en el cine cuanto PopCorn han vendido?  Pues cuando la Dulcera llega a su área de trabajo, le dan un formulario para llenar, tiene que contar cada bolsita donde va el PopCorn, cada vaso de refresco, cada bandeja para nachos, cada barra de Sneaker, bolsa de M&M y paquete de Skittles y otros dulces.  Y entonces empieza a trabajar.  Al final de su turno, vuelve a contar cada cosa.  La diferencia entre el primer número y el segundo es lo que vendió y entonces saca las cuentas de lo que costaba cada cosa y ve que tenga esa cantidad de dinero en su caja.  Eso se hacia cada día.  Además de que cada día había que brillar la olla de hacer el PopCorn hasta que pudieras mirarte en ella.  En ese trabajo dure dos semanas.

Mi historia con los trabajos es esa parte en la película que hacen un montaje de las diferentes ocasiones en el que la protagonista trato de hacer algo y no le fue muy bien.  Permítanme explicarle.

Cuando yo era nena y me preguntaban ¿Qué quieres ser cuando seas grande?  Mi contestación era la contestación genérica de una niña de los 80: “Maestra”.  Hasta que un día en el quinto grado, tuve una revelación.  La próxima vez que me hicieron la pregunta mi contestación fue: Azafata.  Pensaba en lo chévere que sería:  un bonito uniforme, con pañuelito amarado en el cuello y a lo mejor un sombrero.  Maquillaje perfecto.  Tenias autoridad para decirle a la gente que se tenia que sentar por que el Capitán había encendió el aviso del cinturón de seguridad.  Y lo mejor de todo, podías empujar el carrito de la comida y preguntar si la persona quería Chicken or Lasagna.  Ese era el sueño.

Image result for american airlines flight attendant 1980
Mi sueño era verme asi para ir a trabajar

 

Paso el tiempo y alrededor de la adolescencia cuando pasaba por el área de electrónicos en Kmart, comenzó mi romance por las máquinas de escribir y los teléfonos con muchas botones.  Un día le dije a mi Mama que yo quería trabajar en algo que tuviera que apretar botones.  Ella me dijo que podía trabajar en un elevador.

Cuando apareció la oportunidad en Noveno Grado de entrar el programa de Comercio en la escuela superior, me anoté en la lista de estudiantes interesados y fui a una entrevista.  Para ese tiempo mi prima, que estaba un año más adelantada que yo en la escuela, ya había comenzado el mismo programa, estudiando secretarial.  Eso era lo que yo quería.  Ella me contaba de una maestra, que si no me equivoco la llamaban “Matute”.  Esta era la maestra de taquigrafía, ese arte que yo no se si las secretarias todavía usan para tomar dictado rápidamente.  Un conjunto de líneas y curvas y bolitas y otros símbolos que significan algo.

 

En la escuela prácticamente le tenían terror a Matute y debías evitarla a toda costa.  Pues al fin me llego la noticia de que me habían aceptado en el programa de Comercio en el Área de Secretarial.  Y quien era mi maestra de Salón Hogar, o si, la Matute ni más ni menos.  Mi Mama que siempre ha sido mi salvadora, fue a la escuela y pido que me cambiaran a el área de Contabilidad, pero los espacios estaban llenos.  Me recomendaron que esperara que empezaran las clases porque siempre había estudiantes que al principio le cogían miedo al programa y se daban de baja.

Image result for escuela manuela toro morice
La Manuela Toro, mi escuela superior.  En mis tiempos era rosita Peptobismol

Pues allí estuve yo dos semanas haciendo malabares con las bolitas y las rayitas.  En total me aprendí las letras “m” y la “t”.  Las vocales “a” “e” “i”.   Al final de las dos semanas podía escribir “Mi mama me ama”.  “Mami te ama”.  Y algo acerca del “Te”.  Después de las dos semanas, al fin se abrió un espacio en contabilidad.  Aunque la contabilidad también era difícil, la maestra era muy buena y llego el tiempo que le cogí el piso.  Me encantaba hacer todo el trabajo y que al final los dos números cuadraran y entonces tomabas tu regla y le hacías dos rayitas debajo de los numero para indicar el cuadre.  También tomábamos clases de Mecanografía, Archivo y un montón de otra bazofia.  Lo que aprendí en esta escuela me ha ayudado mucho en otros aspectos de mi vida.  Yo siempre ayude a mi Papa a organizar los papeles y recibos de su negocio y ha veces le llevaba las cuentas.  Ahora en este punto de mi vida, soy buena preparando presupuestos.  Soy a quien acude mi familia cuando necesitan una carta u otro documento.

Ahora, cuando llego el tiempo de escoger una carrera para estudiar en la Universidad, yo estaba mas perdía que un juey visco.  (¿Es buey o juey?  ¿Alguien me puede informar?)  Tomé el examen del College Board, y salí medio bien.  Tenía un buen promedio y era de los mejores en mi clase.  Pero no sabía que quería hacer.  Un día tomamos un examen de aptitud, y salió que yo debería trabajar en Arte y Administración, el Papel decía que debería ser Administradora de una Galería de Arte.

 

Image result for hispanic woman laughing

 

Un día mi Mama se sentó conmigo y fuimos por todo el Catalogo de Cursos de la Universidad de Puerto Rico.  Fuimos eliminando uno a uno.  Recuerdo que cuando llegamos a Bibliotecaria y yo le dije que me gustaba la idea, Mami me dijo que solo hay una Bibliotecaria por escuela y que las oportunidades de empleo serian pocas.  Eliminamos Bibliotecaria de la lista.

Yo no se como rayos, pero termine solicitando el Grado Asociado en Nutrición.  Y me aceptaron.  Pero a la hora de la verdad le cogí miedo a la gran Universidad.  Me quede en un colegio local.  Comencé a estudiar Turismo y Líneas Aéreas.  Parece que mi deseo de ser azafata estaba evolucionando a una carrera en el mundo del turismo.  Recuerdo que aquí estudiábamos muchas cosas, hice un proyecto sobre Finlandia y otro sobre Jayuya.  Tuvimos una gira a el aeropuerto y otra al Hotel Embassy Suites.  Estudiamos la historia de la industria de la Hospitalidad, los primeros hoteles y moteles y como han evolucionado en los grandes resorts que tenemos ahora.  Eran bien interesante, por que la mayoría de las veces nos pasábamos hablando sobre nuestras propias vacaciones.

Por razones que no vienen el caso, (un ex novio) me di de baja y me matriculé en un curso de Banca y Finanzas en un pequeño colegio en Santurce.  El curso duraba 7 meses y te prometía que tendrías trabajo a final del curso.  Y cumplió, después de siete meses comencé a trabajar en un Banco en el pueblo de Caguas.  ¡El sueño!, trabajo al tiempo completo de lunes a viernes, 8 de la mañana hasta 5 de la tarde.  Me abrieron, por su puesto, una cuenta de banco y me dieron mi primera libreta de cheques.  Todo parecía maravilloso.  ¿Y porque yo lloraba cada vez que mi Papa me dejaba por la mañana en el banco? (Tengo una prima que cada vez que le cuento esto, llora de la risa).

Yo odiaba el banco. No sé qué era.  Pero me sentía que me estaba ahogando en ese sitio.  Y había demasiadas cosas que podían salir mal, un numero mal puesto, levantar la planchita que detonaba el botón que avisaba a la policía que nos estaban asaltando, decirle a una persona que no le aprobaron el prestamos, el gerente era medio fresco y la que muchacha que me estaba entrenando se escondía debajo del counter a chupar paletas y no atendía a la gente.  Creo que esto fue el principio de mis Ataques de Pánico.  Dure dos semanas.  Al parecer ese es mi récord.

Para este tiempo comencé a tener complicaciones con mis problemas de espalda y cualquier trabajo que comenzaba, en algún momento tenia que faltar por tres días por que estaba en cama con la espalda mala.  Rápido me despedían.  Así trabaje como compradora en las oficinas de la Avon.  Yo preparaba las ordenes de compras de los productos que más tarde aparecerían en el libro de Avon.  ¡Que poder!  Aunque al principio me toco trabajaba con el catalogo finito, donde vienen las cortinas de baño y la ropa de dormir, que en si nadie compra.  Ese trabajo si me gustaba.  Pero como les dije, no dure mucho por el problema de la espalda.

Mas adelante comencé a trabajar en la oficina de un dentista.  Yo era la secretaria/recepcionista.  Recibía los pacientes, preparaba récords, facturaba a los planes médicos, en fin, todo el trabajo administrativo en una oficina dental.  Era un buen trabajo y bastante tranquilo.  Pero la espalda ataco otra vez y esta vez termine en Estados Unidos buscando atención médica.

Después de eso solo volví a trabajar en el cine, como les conté al principio.

Cuando me case en el 2004.  Ni siquiera hice el intento de buscar trabajo.  Yo casi siempre estaba de cama con dolores de espalda.  Además, para ese tiempo “El Husband” trabajaba de bombero y para ser sinceros lo que el hacia era suficiente para vivir decentemente.  El problema era que nosotros éramos malos administradores, pero esa es otra historia.

Pronto llegaron los niños y me entretuve varios años siendo Mama a tiempo completo.  Ahora, cuando Leo ya tiene 12 años, me doy cuenta de que a mí me gustaría trabajar en algo.  Y creo que si encontrara el trabajo adecuado lo podría hacer bien.  Pero ¿quién me contrata? Mi ultima referencia de trabajo real, que duro mas de dos semanas, fue en el 2002.  Y aunque nunca he dejado de trabajar como “Gerente del Hogar”, esa experiencia de más 12 años no es aceptada como referencia de empleo.  Y debería serlo.  Yo he hecho mas trabajo como Mama, que un Manager en un Mc Donald, o una secretaria en una oficina.  Si fuera posible, mi resume se vería así:

Screenshot (248)

Screenshot (249)

Es tan impresionante mi resume que tiene 2 páginas.  Pero note que a menos que sea en otra casa, en la que están buscando una Mama, no hay quien me vaya a contratar.  Mejor me quedo en el trabajo que tengo ahora que me quieren y me tratan bien.  Para generar ingreso, me las voy a tener que inventar.  A lo mejor me voy a vender agua en la luz, en lo que el Blog este llega a las 10,000 visitas.

 

Anuncios

Si le das libertad al niño…

La tontedad está atada al corazón del muchacho.

Si hubiera un diccionario ilustrado de la Biblia, las caras de mis dos nenes irían a lado de este texto bíblico.

Durante varias semanas ya, “El Husband” y yo llevamos diciéndole que poco a poco nosotros vamos haciendo menos cosas por ellos, y que ellos deben comenzar a ser mas responsable por ellos mismos.  No estamos pidiendo mucho ellos son niños de 11 y 9 años.  No pensamos que de momento ellos van a madrugar, preparar desayuno, limpiar la casa e ir a buscar un trabajo.  Pero si cositas sencillas, cosas que ya ellos saben hacer, pero que todavía esperan que nosotros las hagamos.

Por eso hoy decidí tratar un pequeño experimento.  Les estoy dando a ellos más libertad de la que ellos siempre tienen a ver cómo nos va.  En lugar de estar encima de ellos, pidiéndole que hagan cosas, solo voy a mencionarle lo que deberían estar haciendo o lo que espero de ellos.  Solo una vez y ver que pasa.  Este es el resultado (Encontraran en negrillas las cosas o instruciones que les digo)

7:30 esta es la hora de ellos de levantarse.  Todavía siguen durmiendo.

8 am Hora de despertase.  Abrieron los ojos y se pusieron a ver un poco de TV.  Ellos usualmente pueden ver 15 minutos de TV en la mañana en lo que salen del sueño.

8:15 La escuela comienza a las 9:00.  Nada.  Me pongo a comerme medio Waffle y a hacer la lectura de la Biblia.

IMG_3416

8:30 Dylan salió de la cama, abrió la nevera y volvió a la cama.

8:30 Empezó Curious George, creo que esa es la escuela para hoy.  Y quiero hacer notar que mis niños de 11 y 9 años están viendo un programa para niños preescolares.  Prueba de que no importa que sea lo que este en la TV ellos lo ven.

Ningún tipo de movimiento para levantase de la cama o lavarse la boca o desayunar.  Creo que necesitan otro recordatorio.

8:34

¿Ustedes planean estar en la cama todo el día hoy?  Dylan: yo quiero.  Leo: Yo no voy a hacer eso Mami.  Ningún tipo de movimiento.

A este punto ya a mi me estaba dando algo.  Por eso decidí darles un empujoncito sin que se dieran cuenta.

Les dije: Voy a apagar la TV, por que necesito silencio para leer la Biblia.

Dylan: Entonces que hacemos. (Que tal pararte de la cama y prepararte para la escuela) Tengo que pelear conmigo misma para no informarle que el sabe que es lo que tiene que hacer, porque lleva haciéndolo por 5 años.

8:50 Ningún movimiento, ahora mismo están echaditos en la cama conversando.  Ni se imaginan que están siendo estudiados.

Me pregunto que pensaran ellos, porque la Mama que está siempre encima de ellos como sargento dando instrucciones, no les ha dado ni una sola instrucción desde que se despertaron.

8:54 Todavía nada.  Espero.  Dylan se levanto de la cama, volvió a abril la nevera, la cerro y camino hacia el baño que yo acabo de limpiar y pregunto donde esta el Papa.  Después, empezó a pelear con el hermano por que dio una vuelta en la cama, en ropa interior.

Conversación sobre Cora.

8:57 Estoy esperando que suene la alarma en mi Celular a las 9:00 que dice que es hora para empezar la escuela.   Solo unos minutos más y aquí estoy yo esperando.

By the way, en un momento me puse a recoger mi cama que queda paralela, (eso lo aprendimos la semana pasada en la clase de Matemática) a la de ellos.  A ninguno se le ocurrió hacer lo mismo.

9:00 am Sonó la alarma y empezaron a gritar que era hora de la escuela.  Les pregunte que iban a hacer.  Me dijeron que empezar la escuela y yo les dije que no sin desayunar, sin lavarse la boca y en ropa interior.

Mas adelante les sugerí salir de la cama.  Nadie a salido de la cama.

9:08 ¿Ustedes saben que día es hoy?  Lunes.  ¿De qué mes?  Enero.  ¿Y qué hacemos los lunes de enero? Escuela.

Ningún movimiento. De momento estoy envuelta con Leo en una conversación de por que uno no estudia en ropa interior. Su argumento es que el siempre estudia con ropa interior, es que tiene otra ropa por dentro.   Por mi mente esta pasando lo que la mayoría de las Madres latinas haríamos en este caso.  Lo que haríamos incluye una chancleta.  Pero me contengo.

9:13- movimientos hasta la nevera y de regreso a la cama.  Ninguno es concreto.

9:34- Indicios de desayuno.  Pero lentooooooos.  Leonardo, esta siendo insoportable hoy.

Mientras escribo, y analizo a los nenes.  Estoy confrontando problemas técnicos con uno de los lavamanos que esta tapado.

Dylan me pide ayuda con su leche con chocolate.  Lo ayudo por que al menos lo esta intentando.  Leo por otra parte quemo lo que puso en el microondas.

Dylan, se esta bebiendo su leche con chocolate y recogiendo la cama a la misma vez.  Progreso.  Leo sigue en ropa interior y lleva 4 minutos haciéndose un sándwich de Peanut Butter.  Voy a tener que darle una mirada amenazante a ver si reacciona.

9:32- un niño ya desayuno y recogió la cama.  Decidió leer un poco.

IMG_3417

9:39- Leo esta desayunando, Dylan esta leyendo.  Estamos progresando, pero vamos una hora tarde.  El cuarto huele a que algo se quemo y el fregadero sigue tapado.  Voy a llamar a landlord, pero me acuerdo de que esto es un Hotel y se me quita.

9:44- abro la pagina web de Time4learning, el currículo que usamos para la escuela.  La pongo en la pagina para hacer login y me paro de la silla.  Ya dejé la trampa, vamos a ver quién cae.  Espero que alguien caiga.

9:51-nadie a caído.  Decido calladamente quitarle de las manos una distracción que tienen.  Vuelvo y dejo la abierta la página de Time4Learning.

9:55- Saco a Cora a caminar.  Estas fueron las instrucciones que le di a los nenes:  Cuando regrese quiero dos niños vivos y que no haya sangre.

10:04- Nadie ha caído en la trampa.  Estoy empezando a pensar que ellos, una de dos: están esperando instrucciones mías o honestamente piensan que están de vacaciones.  Si es eso, no se que les ha dado esa impresión.

10:07 Dylan mordió el anzuelo y se sentó e hizo login.  Está trabajando en matemática y me pongo a ayudarlo.  Como quien no quiere la cosa le pongo un papel por el lado a Leo, para ver si lo lee.  Pienso yo que le va a interesar por qué es de la circunferencia y Pi.  Le echa una mirada y lo pone al lado.  Pero después pasa algo milagroso.

IMG_3419

 

Mientras atendía una llamada, Leo está ayudando a Dylan con su Matemática.  Las cosas van mejorando.

 

Le eche al fregadero una caja completa de Baking Soda y media botella de Vinagre, después de dejarlos jugar juntos por un rato prendo el agua caliente para que todo baje.  Eso es lo que hace mi Papa todos los domingos en su casa.   No funcionó.

 

11:45 Dylan terminó su escuela por hoy.  Increíblemente 15 minutos antes de lo que se supone.   Ahora vamos a ver qué hace Leo.

 

11:54 Dylan a mandado a Leo cuatro veces a hacer su trabajo de la escuela.  El no le ha hecho caso.

 

12:00 Sonó la alarma de que la escuela termino.  Eso usualmente significa que Dylan termino.  Pero como Leo ya está en sexto grado y tiene más trabajo, el coge un break a las 12:00 y regresa a trabajar a las 1:00pm.  Cuando vio que ya eran las 12:00 y el no había hecho nada, se sentó e hizo login en su página.  En ese momento yo le señale lo que tenía que hacer.  Está trabajando en eso ahora.

4:37 Terminamos con los trabajos de Leo.  Solo una hora después de lo programado y eso incluyo un pequeño break entre medio.  Nada mal para estar corriendo por ellos mismos.

En la mañana tuvimos un comienzo lento.  Pero al final creo que no nos fue tan mal.  Ellos sobrevivieron, ni se enteraron de que no estaba recibiendo instrucciones, y al fin del día terminaron su trabajo de escuela.

Aprendí, que mis niños trabajan mejor de lo que yo pensaba.  Probablemente de ahora en adelante les de un poco mas de libertad para hacer las cosas por ellos mimos.  Con una dosis moderada de guía.

Creo que a los niños hay que darles mas credito del que a veces les damos.  Los mios me sorprendieron hoy.  Me dejaron explota, pero me sorprendieron.

Ahora Mami va a descansar un poco.  No mas experimentos por buen rato.

Hasta la próxima.

 

 

 

 

 

Papeles, oficinas y caminatas

Nuestros días en estas últimas semanas han estado llenos de papeleo y visitas a oficinas del gobierno.  Llegamos a Estados Unidos como refugiados del Huracán María.  Sin un hogar propio y sin ingresos, pero optimistas, con un mundo lleno de posibilidades.

Al no tener ingresos necesitamos recurrir a las ayudas del gobierno.  Visitamos las oficinas de Ayudas para Familias en Transición el miércoles de la misma semana en que llegamos.  Salimos de la oficina con un panfleto de cuatro páginas de cosas que teníamos que hacer y documentos que llenar.  La mayoría tenían que ver con nuestra situación actual, donde estamos viviendo y cuáles son nuestras necesidades.  Pero uno de los documentos pedía información de la escuela a la que asistían los nenes.  Pero mis niños no van a ninguna escuela.  Tratamos de explicar que en nuestra casa hacemos Home School, pero al parecer era casi imposible entender que una familia sin casa quiera hacer homeschool.  Y ahora que lo estoy escribiendo, me doy cuenta de que tiene sentido, para haber Homeschool, necesitas el “Home”.

Pero nosotros estábamos decididos a continuar con nuestra manera de educar a los niños, sin importar los obstáculos.  Leo y Dylan han pasado por demasiado en los últimos dos meses.  Perdieron su casa y la vida que conocían en una sola noche.  Los sacamos del calor tropical de Puerto Rico y los transportamos al frio de Nueva Inglaterra.  Matricularlos en una escuela serian añadir un trauma más.  Y creo que estamos en un momento en que debemos evitar los traumas extras.

Por eso hemos pasado gran parte de esta semana, preparando el currículo, la notificación del deseo de hacer Homeschool, una lista un poco genérica que nuestras calificaciones para ser los maestros de nuestros niños.  Algo así como: sabemos leer y escribir y usar la internet.  A la misma vez, tratando de empezar este nuevo currículo, ya que estamos atrasados por dos meses.

Pero al fin el miércoles, logramos imprimir todos los papeles y llevarlos a las oficinas del departamento de educación.

Miren como es la cosa.  En Puerto Rico, una visita al Departamento de Educación probablemente implicaría, levantarnos de madrugada, llegar a la oficina, hacer un turno eterno, pelear con la persona que nos está atendiendo, y salir en la tarde de la oficina, molesto, porque no logramos hacer nada.

Aquí, la historia es diferente, ese día nos levantamos a la misma hora que siempre y empezamos alrededor de las 8:30 a trabajar en las clases de Estudios Sociales para el día.  Historia de Civilizaciones Antiguas para Leo e Historia de la Colonización de América para Dylan.  Terminamos y nos fuimos a la Biblioteca, sacamos nuevas tarjetas de Biblioteca y usamos una computadora en la Biblioteca para imprimir los documentos que necesitábamos.  Alrededor de 20-25 páginas y nos cobramos solo .75 Centavos en total.  Nos llevamos 4 nuevos libros de la serie del Wimpy Kid y nos fuimos.

IMG_3018
En la Biblioteca

 

IMG_3019
Tantas veces que he visitado esta Biblioteca y esta fue la primera vez que veo este mural.

Llegamos a las oficinas del departamento de educación, donde nos atendieron muy rápidamente, pero no podían recibir los documentos, por que la persona encargada no estaba.  Nos fuimos de allí, almorzamos algo y regresamos a la casa.

Luego recibimos una llamada, nos avisaron que la persona había llegado y estaba dispuesta a recibirnos.  “El Husband regreso a la oficina, entrego los papeles, le dijeron que al siguiente día llamara para saber a qué hora podía recoger el papel que necesitaba para enviar a la oficina de ayuda transitoria.  En resumen, tuvimos la clase del día, fuimos a la biblioteca e hicimos gestiones en una oficina del gobierno en menos de 3 horas.  Y aquí viene lo mejor, todo lo hicimos caminando en una temperatura de 30 o 40 grados.

IMG_3017
En una de nuestras caminatas

 

Pues ahora Leonardo y Dylan están oficialmente registrados para ser educados en el hogar, bajo las leyes del Estado de Massachusetts.  Eso nos quita una gran preocupación de encima.  Porque para ser sincera, era lo más nerviosa que me tenía de mudarnos a vivir a aquí.

IMG_3022
Estoy muy orgullosa de tener estos dos papeles.

Ahora solo tenemos que encargarnos de seguir el currículo, y enviar al final de año reportes de asistencia y de su puntuación en las distintas pruebas.

Otra gestión de gobierno que tuvimos que hacer, fue que “El Husband” renovara su licencia de conducir.  Él todavía tenía su licencia de Massachusetts, pero necesitaba renovarla.  Fuimos a la Departamento de Vehículos de Motor y en menos de 30 minutos ya estábamos fuera, con nueva licencia.  Igual que en Puerto Rico.  Yo recuerdo cuando yo tuve que hacer lo mismo en Puerto Rico, llegue temprano en la mañana y no salí a tiempo para recoger los nenes a la escuela en la tarde.

En fin, en eso se nos han ido los días en Massachussets, papeles, oficinas y caminatas.  Estamos tratando de acostumbrarnos a un nuevo normal.  Pero todavía como refugiados.

La última vez que cerré la puerta de mi cuarto, el 20 de septiembre, antes de que llegara el Huracán.  No me imaginaba que pasaría tanto tiempo sin un lugar al que pudiera llamar mi cuarto, o mi cama.  Esas dos palabras no existen en mi vocabulario actualmente.  Pero saben cómo la gente dice, una vez uno toca fondo, no puede caer más bajo, solo toca subir.  Pues eso es lo que estamos haciendo ahora, cada cosa que hacemos, cada situación que tenemos es nosotros haciendo lo posible para salir a la superficie.

“El Husband” está buscando trabajo, aunque de su trabajo en Puerto Rico, le dieron un transfer para acá, todavía no ha podido comenzar a trabajar en sí.  Una vez consiga trabajo, podemos comenzar a buscar un apartamento.  Ese es el plan, está un poco lento.  Pero estamos seguros de que todo va a salir bien.

Así estamos, palante, palante, siempre positivos.  Como dice José Nogueras en la radio.

IMG_3012
Miren que dos nenes lindos

(Últimamente, se me está haciendo más difícil escribir, porque mi mente está concentrada en otras cosas.  Pero poco a poco estoy tratando de coger las riendas de este blog nuevamente.  Ténganme paciencia, que un día de estos volvemos a la normalidad)

6 Formas en los niños pueden ayudar en el hogar

En los 11 años que llevo siendo madre, he aprendido que es casi misión imposible mantener la casa limpia y organizada.  Si, lo puedes lograr, el problema es mantenerla así.

Puedes estar horas esclavizándote en la casa y al final del día, cuando miras alrededor piensas, ¿Que rayos yo hice todo el día?

Como en casa, los niños no salen a la escuela.  Están todo el día en la casa, las probabilidades de regueros aumentan.  Mientras ellos estén ocupados con sus trabajos de la escuela o entretenidos con tabletas o TV, no hay tanto problema.  El problema es cuando no tienen que hacer.  Parece que la mejor idea que se le ocurre, para entretener sus inteligentes cabecitas, es volver loca a Mami y destruir la casa.

Una vez alguien dijo, que unas manos desocupadas son las manos del Diablo.  Significa que, si no estás ocupado en algo, tienes la oportunidad de meterte en problemas.  Por eso es mejor mantener esas manos ocupadas.  (Esto aplica tanto a niños como adultos)

Por esto es por lo que siempre trato de mantener a los niños ocupados, en algo.  Claro hay momentos en el día que dejamos libres para usar la imaginación, explorar y meterse en problemas.

Aprovechamos e incluimos en el programa de educación de los nenes unos cuantos trabajos en el hogar.  Algunas personas dicen que los niños no deben trabajar, que deben jugar.  Pero si esos niños están en la escuela, estarían trabajando no jugando.

Mis niños aprenden mientras ayudan en la casa.  Aprenden a resolver problemas, a organizarse, a cooperar con otros.  Aprenden a ser responsables por sus cosas, a ayudar a otros.

Pero claro, no quiere decir que ahora los niños van a ser nuestros esclavos.  Que van a estar sirviéndonos todo el día, mientras nosotros estamos sentados frente a la computadora escribiendo un blog.  Hay ciertas cosas sencillas en las que ellos te pueden ayudar en la casa.  Y a la misma vez, tener su tiempo de ser niños.

 

FullSizeRender - Copy (3)

  1. Mantener su cuarto ordenano: Desde pequeña mi mama me enseno a mantener mi cuarto recogido.  Tenía que recoger mi cama todos los días y organizar mis cosas.  Eso puso una base para cuando tuve mi propio hogar.  Empiezo el día recogiendo la cama.  Y les enseñe a mis hijos a hacer lo mismo.  Ellos no han llegado al punto de dejar la cama bien estiradita y organizada.  Pero van progresando, y saben que es su responsabilidad.  Además, es una responsabilidad menos que me quito de encima.  Si la cama no se ve bien, no es culpa mía, es de ellos.  Y si la reina viene de visita eso es lo que le voy a decir.

 

  1. Cuidar de las mascotas: Decidimos tener un perro, cuando los nenes ya estaban en edad de ayudar con él.  Estaría increíble, que uno loca y estresada se echara encima además la responsabilidad de un perro.

Los nenes son responsables de echarle agua y comida a Cora, sacarla a pasear a el patio y peinarla.  Además, si tiene algún accidente dentro de la casa, ellos son responsables de limpiarlo.

  1. Pequeñas tareas de limpieza: Hay ciertos trabajos de limpieza que los niños pueden hacer, de acuerdo con su edad. Quitar el polvo, lavar platos, limpiar espejos, etc.  Estos trabajos van aumentado según van creciendo.  A los 11 años Leo ya limpia el inodoro.  Comenzó a los 9 ayudándome a mí.  A los 10 empezó a hacerlo con supervisión y ahora ya lo puede hacer solo y hace un buen trabajo.

FullSizeRender - Copy

No pienses que porque es un niño no lo va a hacer bien.  Es bien probable que no lo haga bien.  Pero no van a ser niños toda la vida.  Va a llegar un día que te va a sorprender.

  1. Ayudar en la cocina: la cocina no es otra cosa que un gran laboratorio de ciencia y a los niños le encanta la ciencia.  En un día que no tengas mucha prisa, invita a uno de tus hijos a trabajar contigo en la cocina.  Puede ayudarte a lavar vegetales y frutas, revolver algo.  Si ya saben cómo hacerlo medir cantidades. O si ya tienen la destreza, ayudar a picar cosas.

FullSizeRender - Copy (2)

La actividad favorita de mis niños en la cocina es romper huevos.  Les digo que tienen un poder de destrucción increíble.  Yo no sé, que es tan fascinante en romper un huevo, pero para ellos es lo más divertido que puede pasar en una cocina.

  1. Cuidar de las plantas: No es ciencia espacial echarles agua a las plantas.  Puedes pedirles a tus pequeños que te ayudan con eso.  Esto les ayuda a cuidar de la naturaleza y también aprender sobre el crecimiento de las plantas.
  2. Organizar la ropa: Según las edades, el niño puede ayudar a dividir la ropa antes de guardarla, puede ayudar a doblar o puede encargarse el solo de lavar y guardar su ropa.

Como vez, los niños pueden ayudar en la casa de muchas maneras.  Lo importante es tener paciencia y tomar el tiempo para ensenarles.  A veces pensamos que, si lo hacemos nosotros, lo hacemos más rápido y mejor y es verdad.  Pero si les enseñamos a los niños de pequeños que Papi y Mami lo hacen todo por ellos, estamos educando una generación de vagos.

¿Significa todo esto que Leo y Dylan sean niños modelos, que tienen su cuarto siempre listo y organizado y que todo el tiempo están trabajando en la casa y ayudando a que la casa parezca sacada de “Better Homes and Gardens”?  Nada más lejos de la realidad.  El 89% por ciento del tiempo su cuarto es un desastre.  Pero es un trabajo en proceso.  Seria irrazonable, pedirles a dos niños de 11 y 9 años que se levanten con guille de empleada doméstica.  Pero yo sigo intentándolo, no siempre me va a funcionar.  Pero yo sé que ahora mismo estoy menos estresada que hace un año atrás.  Algo está funcionando.

Piensa en cómo está el cuarto de tu hijo o hija ahora mismo.  Si ellos no aprenden desde ahora a ayudar en la casa, cuando sean adultos, esa es la misma manera en que va a estar el resto de su casa.  A menos que tus vayas a su casa a recoger sus regueros por ellos.  Y entonces cuando llegue la reina de visita y encuentre la casa regada, ellos van a decir, no es que Mami no me la limpio.

Estas son ideas sencillas, el niño no tiene por que limpiar toda la cocina, pero puede lavar los platos.  Un poquito aquí y un poquito haya.  Esto ayuda no solo a tu sanidad mental, también ayuda a crear adultos responsables.  Que al fin y al cabo es lo que queremos que nuestros hijos sean.

¿QUIERES RECIBIR UNA LISTA DE MAS DE 100 TRABAJOS SENCILLOS EN LOS QUE TUS NINOS PUEDEN AYUDARTE EN LA CASA?  ENTONCES SUBSCRIBETE A “CON TODO MAS BACON”

Por que hacemos Homeschool?

En estos días hemos estado ocupados con los preparativos para el nuevo año escolar.

Comenzamos la primera semana de septiembre y como yo soy la maestra y directora me toca organizar todo.
Este es nuestro tercer año haciendo Home School. Leonardo empieza Sexto Grado, que en escuela seglar es Escuela Intermedia y Dylan comienza Cuarto Grado.

Aunque ahora estamos educando en el hogar, mis niños si asistieron a escuela seglar.
Cuando Leo, tenia tres años y medio empezó a asistir a una Pre Escolar cerca de nuestra casa. En ese entonces, Dylan era todavía un bebe y después que dejaba a Leo en la escuela solo me daba tiempo para regresar a la casa, darle desayuno a Dylan y recoger mi cama, cuando ya tenia que regresar a la escuela para recogerlo. Ademas cuando le preguntaba a Leo que había hecho, me decía que leyeron Risitos de Oro o que cantaron una canción. Yo pensé que eso mismo lo podíamos hacer en la casa, así que lo sacamos para el próximo semestre.

Al fin regreso a la escuela para Kinder. Le compramos sus uniformes en Sears y la Abuela le envio una mochila desde Puerto Rico. Todas las mañanas lo dejábamos en la guagua escolar a las 7:45 am.   En la tarde llegaba a donde nosotros alrededor de las 3:15 pm.  Todo era bastante sencillo y normal para un niño de 5 anos.  Sus asignaciones consistian en practicar letras o números.

FullSizeRender
Todo fue muy diferente, cuando a mitad del año escolar nos mudamos a Puerto Rico.  En Puerto Rico, la escuela es muy diferente.  Lo que nosotros experimentamos fue literalmente caótico.  No era lo que queríamos para nuestros niños.

La compra de materiales y uniformes, nos estaba arruinando. Una camisa con el logo de la escuela costaba alrededor de $20 cada una.  Y nosotros necesitábamos por lo menos 6.  Todo por parecer “como de colegio” hacia decía el director.  Y la pediera de dinero para cada cosa.  La graduación de Leo de Kinder, costaba $80 dolares para poder ir los 4, y solo incluía un Hot Dog.

Y ni hablar de las Asignaciones.  Hicimos leones con harina de Pan, biografias de Pedro Albizu, y Luis A Ferrer.  En Kinder Dylan escribio un informe completo sobre el pueblo de Arecibo, lo interesante es que Dylan no sabia escribir y no tenia la menor idea de donde quedaba Arecibo.
En fin, la vida de escuela no era lo que nosotros esperábamos. Entre uniformes y materiales, las exigencias de los maestros, el bullying de los otros niños. Decidimos que nuestra familia no necesitaba todo eso en nuestra vida. Al final de tercer y primer grado, sacamos a los niños del sistema educativo de Puerto Rico. Y comenzamos nuestra propia escuela en casa.FullSizeRendertab

TAB School

Este es el nombre de nuestra escuela.  Esta basado en el texto bíblico de Proverbios 22:6 que dice en ingles “Train a Boy in the way he should go; Even when he grows old he will not depart from it.

En nuestra escuela, tratamos de concentrarnos en aprender primero las destrezas básicas de la educación.  Lectura, Escritura y Matemáticas.  Las ciencias y Estudios Sociales, también las vamos integrando según la veamos necesario.  Lo que queremos es que los nenes tengan una base solida, que puedan aprovechar cuando lleguen a grados superiores.  Como van a entender álgebra si no saben bien multiplicar.  Fotos 2016-37

Lo bueno del Home School, es que al estar uno directamente enseñando al niño, puedes saber en que cosas él necesita mas ayuda y cuales ya domina por si solo.  Utilizas mejor el tiempo.  Y eso beneficia al niño.

Muchos se preocupan por la socialización del niño que se educa en el hogar.  Pues les digo, mis niños tienen amigos de todas las edades.  Desde niños pequeños hasta ancianos.  Ademas que están adquiriendo destrezas q¿ue no se les brindaban en la escuela seglar.  Ellos están aprendiendo a cuidar de la casa, a cocinar, a sembrar.  image3

Por que la escuela en el hogar no es tan solo sentarse en un pupitre y contestar exámenes por una nota. No tiene nada que ver con grados y evaluaciones. Homeschool es aprender de la  vida.  Es agarrar la educación y el futuro de tus niños en tus propias manos.  Ser 100% responsable, de lo que ellos están absorbiendo de la vida.  Que seas tu quien lo moldee, la persona que mas lo quiere, no una persona que lo esta haciendo para ganar un cheque.

A lo mejor conlleve mas esfuerzo y nadie me esta pagando.  Pero la ganancia es de un valor insuperable.