El Hotel de Fema

Hola a todos, les informo que en estos momentos mi familia y yo estamos instalados en uno de los Hoteles provisto por FEMA para las familias afectadas por el Huracán María.  Para los que no estén informados, FEMA ha ofrecido entre sus ayudas ubicar a las familias elegibles en Hoteles, inclusive fuera de Puerto Rico.  Si has solicitados ayuda de FEMA y apareces elegible para ayuda de reubicación en un Hotel, debes buscar la lista de Hoteles en tu área aprobados por FEMA, entonces vas al hotel y si tienen habitaciones disponibles, te puedes quedar allí y el mismo hotel gestiona el pago con FEMA.

Pero ojo, cuando leí la noticia sobre estos Hoteles, la noticia mencionaba que FEMA pagaba el Hotel por 30 días.  En la oficina de Asistencia para Vivienda que fuimos solicitando albergue, nos dijeron que nos quedáramos en donde estábamos, o sea en casa de mi tía, por ahora así cuando ya no tuviéramos la opción de quedarnos ahí, podíamos ir al Hotel por 30 días.  De esa manera tendríamos lugar donde quedarnos por mas tiempo.  Y así hicimos.  Pero cuando después de dos semanas fuimos al Hotel, nos informaron que eran 30 días desde el principio de mas hasta el final del mes, pero como ya estábamos a mitad de mes, solo podíamos quedarnos en el Hotel por 2 semanas.  O sea que la ayuda era hasta el 30 de noviembre.  El 30 de noviembre tendríamos que solicitar una extensión de esta ayuda o buscar para donde irnos.

Pero como dos semanas es mejor que nada.  Aprovechamos, recogimos nuestras pertenencias y las montamos encima de “Jack” la guagüita Pick-up que un amigo nos prestó, y nos movimos a nuestro Hotel.

 

jack
Este es Jack

El Hotel es bastante cómodo, Tenemos dos camas Queen size y calefacción.  TV y WIFI gratis.  Todas las mañanas ofrecen un buen desayuno, con Waffles, hechos al momento y café.  Además de que estamos cerca de tiendas y supermercados en caso de que necesitemos algo.  En otras palabras, estamos bastante bien.

Cada mañana en el desayuno vemos muchas familias puertorriqueñas que están en las mismas circunstancias que nosotros.  Bebiendo café americano, no tan fuerte como el que nos gusta en Puerto Rico.  Empaquetados en la ropa de invierno que hemos podido conseguir, con el poco dinero que nos queda o con las ayudas que nos han dado.  Y se siente extraño y hasta un poco bien, el hecho que hasta fuera de Puerto Rico, todavía podemos ver la solidaridad entre personas que han pasado por un desastre y que, aunque no se conocen te miran como diciendo: “Estamos juntos en esto”.

La mayoría de las familias que nos encontramos tienen la misma rutina.  Desayunar y empezar a bregar con los papeles y solicitudes que tienen que estar llenando.  Casi todo el mundo tiene consigo una carpeta o folder llena de papeles importantes.  En eso se nos van los días.  Y como a las 5:00 de la tarde ya está oscuro, los días son mas cortos y hay que empezar temprano y sacarle el jugo los más posible.

Vivir en Estados Unidos no es fácil, una amiga en Facebook escribió hace unos días que la gente que esta llegando de Puerto Rico se tiene que agarrar bien los pantalones por que vivir en Estados Unidos no es fácil.  Y es cierto, no es fácil en el sentido en que tienes que trabajar duro para tener una vida decente.  No puedes estar sentado en pijama todo el día viendo Netflix, esperando el cheque del gobierno.  Tienes que trabajar fuerte.  Pero es así en cualquier parte.  No importa en qué país vivas, hay que trabajar fuerte por tus cosas.  Cuando encuentres el país en el gobierno te mantiene viviendo en lujo y con mayordomo sirviéndote todo el día sin uno hacer nada me avisan, que nos mudamos inmediatamente

La diferencia es que aquí, si te mueves y trabajas, al final del día vez el resultado, a diferencia de en Puerto Rico que ya van para dos meses de pasar trabajo todo el día sin ningún cambio en la situación.

Por eso me gustaría decir algo, si estas pasando trabajo en Estados Unidos por que tienes frio, por que no tienes carro y hay que caminar, por que en la oficina del gobierno te están pidiendo demasiadas cosas.  Detente por un minuto y piensa en cual seria la otra opción.  Una isla tropical, donde la mayoría de las personas no tienen las necesidades básicas cubiertas y donde las ayudas del gobierno están escasas.

Si vemos la situación desde el ángulo correcto.  Estamos viviendo bien y estamos progresando.  Podemos ser positivos y pensar que ya casi vemos la luz al final del túnel.

Por otro lado, aquí en los Estados Unidos (por lo menos en la ciudad en la que nosotros estamos) la gente está muy conciente de la situación en la que nos encontramos los puertorriqueños refugiados.  En cada esquina hay alguien queriendo ayudar y que entiende bien las necesidades que tenemos.  De hecho, mi hermano matriculo ayer su nene en la escuela y le dieron el número de teléfono de una oficina, donde están ofreciendo abrigos de invierno para los niños y también le dieron una mochila.  También cuando los primeros días aquí tuvimos que alquilar un carro para poder movernos, el encargado de la compañía que nos rento el carro, nos dio un día gratis de uso, porque él sabía que lo necesitábamos.

La gente quiere ayudar, y en estas semanas hemos visto esa ayuda por todas partes.  Desde mi tía que nos albergo en su casa, hasta el amigo que nos ha prestado un carro para movernos.  A todos ustedes que de alguna manera han ayudado a un puertorriqueño afectado por el Huracán, de parte de todos nosotros los refugiados les doy Mil Gracias, por hacer nuestra situación mas llevadera y darnos la mano en tiempos difíciles. window

Yo por ahora sigo en mi cuartito de hotel, con vista al estacionamiento.  Aquí tengo un techo sobre mi cabeza y una cama calientita para acostar mis niños a dormir.

Anuncios

Papeles, oficinas y caminatas

Nuestros días en estas últimas semanas han estado llenos de papeleo y visitas a oficinas del gobierno.  Llegamos a Estados Unidos como refugiados del Huracán María.  Sin un hogar propio y sin ingresos, pero optimistas, con un mundo lleno de posibilidades.

Al no tener ingresos necesitamos recurrir a las ayudas del gobierno.  Visitamos las oficinas de Ayudas para Familias en Transición el miércoles de la misma semana en que llegamos.  Salimos de la oficina con un panfleto de cuatro páginas de cosas que teníamos que hacer y documentos que llenar.  La mayoría tenían que ver con nuestra situación actual, donde estamos viviendo y cuáles son nuestras necesidades.  Pero uno de los documentos pedía información de la escuela a la que asistían los nenes.  Pero mis niños no van a ninguna escuela.  Tratamos de explicar que en nuestra casa hacemos Home School, pero al parecer era casi imposible entender que una familia sin casa quiera hacer homeschool.  Y ahora que lo estoy escribiendo, me doy cuenta de que tiene sentido, para haber Homeschool, necesitas el “Home”.

Pero nosotros estábamos decididos a continuar con nuestra manera de educar a los niños, sin importar los obstáculos.  Leo y Dylan han pasado por demasiado en los últimos dos meses.  Perdieron su casa y la vida que conocían en una sola noche.  Los sacamos del calor tropical de Puerto Rico y los transportamos al frio de Nueva Inglaterra.  Matricularlos en una escuela serian añadir un trauma más.  Y creo que estamos en un momento en que debemos evitar los traumas extras.

Por eso hemos pasado gran parte de esta semana, preparando el currículo, la notificación del deseo de hacer Homeschool, una lista un poco genérica que nuestras calificaciones para ser los maestros de nuestros niños.  Algo así como: sabemos leer y escribir y usar la internet.  A la misma vez, tratando de empezar este nuevo currículo, ya que estamos atrasados por dos meses.

Pero al fin el miércoles, logramos imprimir todos los papeles y llevarlos a las oficinas del departamento de educación.

Miren como es la cosa.  En Puerto Rico, una visita al Departamento de Educación probablemente implicaría, levantarnos de madrugada, llegar a la oficina, hacer un turno eterno, pelear con la persona que nos está atendiendo, y salir en la tarde de la oficina, molesto, porque no logramos hacer nada.

Aquí, la historia es diferente, ese día nos levantamos a la misma hora que siempre y empezamos alrededor de las 8:30 a trabajar en las clases de Estudios Sociales para el día.  Historia de Civilizaciones Antiguas para Leo e Historia de la Colonización de América para Dylan.  Terminamos y nos fuimos a la Biblioteca, sacamos nuevas tarjetas de Biblioteca y usamos una computadora en la Biblioteca para imprimir los documentos que necesitábamos.  Alrededor de 20-25 páginas y nos cobramos solo .75 Centavos en total.  Nos llevamos 4 nuevos libros de la serie del Wimpy Kid y nos fuimos.

IMG_3018
En la Biblioteca

 

IMG_3019
Tantas veces que he visitado esta Biblioteca y esta fue la primera vez que veo este mural.

Llegamos a las oficinas del departamento de educación, donde nos atendieron muy rápidamente, pero no podían recibir los documentos, por que la persona encargada no estaba.  Nos fuimos de allí, almorzamos algo y regresamos a la casa.

Luego recibimos una llamada, nos avisaron que la persona había llegado y estaba dispuesta a recibirnos.  “El Husband regreso a la oficina, entrego los papeles, le dijeron que al siguiente día llamara para saber a qué hora podía recoger el papel que necesitaba para enviar a la oficina de ayuda transitoria.  En resumen, tuvimos la clase del día, fuimos a la biblioteca e hicimos gestiones en una oficina del gobierno en menos de 3 horas.  Y aquí viene lo mejor, todo lo hicimos caminando en una temperatura de 30 o 40 grados.

IMG_3017
En una de nuestras caminatas

 

Pues ahora Leonardo y Dylan están oficialmente registrados para ser educados en el hogar, bajo las leyes del Estado de Massachusetts.  Eso nos quita una gran preocupación de encima.  Porque para ser sincera, era lo más nerviosa que me tenía de mudarnos a vivir a aquí.

IMG_3022
Estoy muy orgullosa de tener estos dos papeles.

Ahora solo tenemos que encargarnos de seguir el currículo, y enviar al final de año reportes de asistencia y de su puntuación en las distintas pruebas.

Otra gestión de gobierno que tuvimos que hacer, fue que “El Husband” renovara su licencia de conducir.  Él todavía tenía su licencia de Massachusetts, pero necesitaba renovarla.  Fuimos a la Departamento de Vehículos de Motor y en menos de 30 minutos ya estábamos fuera, con nueva licencia.  Igual que en Puerto Rico.  Yo recuerdo cuando yo tuve que hacer lo mismo en Puerto Rico, llegue temprano en la mañana y no salí a tiempo para recoger los nenes a la escuela en la tarde.

En fin, en eso se nos han ido los días en Massachussets, papeles, oficinas y caminatas.  Estamos tratando de acostumbrarnos a un nuevo normal.  Pero todavía como refugiados.

La última vez que cerré la puerta de mi cuarto, el 20 de septiembre, antes de que llegara el Huracán.  No me imaginaba que pasaría tanto tiempo sin un lugar al que pudiera llamar mi cuarto, o mi cama.  Esas dos palabras no existen en mi vocabulario actualmente.  Pero saben cómo la gente dice, una vez uno toca fondo, no puede caer más bajo, solo toca subir.  Pues eso es lo que estamos haciendo ahora, cada cosa que hacemos, cada situación que tenemos es nosotros haciendo lo posible para salir a la superficie.

“El Husband” está buscando trabajo, aunque de su trabajo en Puerto Rico, le dieron un transfer para acá, todavía no ha podido comenzar a trabajar en sí.  Una vez consiga trabajo, podemos comenzar a buscar un apartamento.  Ese es el plan, está un poco lento.  Pero estamos seguros de que todo va a salir bien.

Así estamos, palante, palante, siempre positivos.  Como dice José Nogueras en la radio.

IMG_3012
Miren que dos nenes lindos

(Últimamente, se me está haciendo más difícil escribir, porque mi mente está concentrada en otras cosas.  Pero poco a poco estoy tratando de coger las riendas de este blog nuevamente.  Ténganme paciencia, que un día de estos volvemos a la normalidad)

5 ideas para empezar tu Arbol Genealógico

En estos días, he pasado mucho tiempo trabajando en mi árbol genealógico.  La familia se va a reunir esta semana para una boda y quería llevarles un arbol terminado, ademas de unos cuantos censos y récords.

Llevo alrededor de ocho años trabajando en el campo de la genealogía.  Específicamente en mi familia.  O dire la familia de mis hijos.  Hasta hora llevo récords de la familia por siete generaciones.  Con personas que nacieron en los 1800.  Para referencia “El Grito de Lares fue en 1895 y la Primera Guerra Mundial fue en el 1914.  Para los 1800, todavía la Esclavitud era Legal y Puerto Rico le pertenecía a España.

El trabajo de recolectar y organizar esta información no ha sido fácil.  Y en mas de una vez, me he dado por vencida, pensando que no iba a encontrar nada nuevo.  Hasta que un día sin querer, encuentro un nuevo documento y cuando menos me doy cuenta, estoy hasta los hombros de censos y certificados de nacimiento, escritos a mano en letra bien dudosa.

Por eso si en algún momento te ha interesado, trazar las lineas de tu árbol Familiar.  Aqui te dejo Cinco Claves para empezar tu trabajo.

a1a399f0b9ed13cd56216d3d3db68218

  1. ¿Donde buscar?  En la Internet, hay varios lugares para buscar.  El mas famoso es Ancestry.com.  Por ahí empece yo, es muy fácil de usar.  Y ellos mismo te van dando ideas para continuar ampliando tu búsqueda.  También puedes usar otros lugares, como familysearch.org,  my heritage.com, y geni.com.  Algunos de estos son gratis, pero contienen una cantidad de información limitada.  Ahora mismo yo estoy trabajando con Ancestry y Family Search
  2. ¿Por donde empiezo?  Empieza por un familiar que haya estado vivo en 1930.  ¿Porque?  Por que para que los documentos, salgan a la luz publica, deben haber pasado al menos 72 años desde haber sido creados.  ¿Alguien sabe porque?  Yo se, pero no lo voy a escribir aquí.  Subscríbete y te lo digo.  

3. Conoce tu historia. Si Puerto Rico, paso a ser parte de Estados Unidos en 1898, no esperes encontrar Censos del Gobierno de Estados Unidos antes de esa fecha para tu Abuelo Puertorriqueño.  En cambio si tus ancestros llegaron en el Mayflower, tal vez te tengas que ir a Inglaterra a buscar documentos.  (No viajes literalmente a Inglaterra, busca los documentos por Internet).

4. Entrevista a familiares.  Mientras mas información tengas de los familiares vivos, mas informacion vas a encontrar de los que vinieron antes.  Buscate a la persona mas vieja de la familia, y pregúntale cosas, como ¿como se llamaban tus Abuelos?  ¿En donde nacieron?

A veces preguntándole a los jóvenes, consigues información sobre los viejos.  Mi prima nació alrededor del mismo tiempo que murió mi Bisabuela.  Entonces, recordando que mi Mama había visitado a mi prima recién nacida, la misma semana que fue al funeral de su Abuela, logre conseguir, la fecha de defunción de la Bisabuela, que me llevo a su acta de defunción, donde se hallaban los nombre de sus Padres. (Happy Dance, for me).

5. No te des por vencido, si te encuentras en una calle sin salida.  Siempre están saliendo nuevos récords, que te pueden ayudar.  Si no encuentras información sobre cierta persona.  Déjala a un lado por un rato, y sigue con otra.  Un día vas a encontrar un clave que te va a abrir toda una caja de Pandora.  Mi bisabuelo estuvo perdido de sobre la faz de la tierra, para mi, por 3 años.  Yo fui hasta donde el Historiador Oficial del Municipio Autónomo de Caguas, (lo escribo así, por que asi mismo me lo presentaron) buscando información.  Lo encontré hace unos meses, ayudando a mi hijo mayor con un trabajo escolar.  Sigue escarbando.  Recuerda que literalmente, estas desenterrando muertos.  (Ya esto se puso oscuro)

“Yo quiero trazar mi Arbol Familiar,  pero no quiero pasar tanto trabajo”.-  Pues para eso estoy yo.  Podemos trabajar juntos en trazar tus Raíces.  Solo escribeme y empezamos ya.

Para empezar, subscribete a mi Blog para enviarte las primeras 4 generaciones de tu Arbol.  Gratis.  Eso es tu, tus Papas, tus Abuelos y Bisabuelos, incluyendo Censos y otros Certificados.

Escribeme en los Comentarios, cualquier pregunta que tengas yo estoy mas que dispuesta ayudarte.

78dc8b20fde8e9b4f240e63e69d79f21

Hasta la Proxima

Volviendo a casa

Mi país es Puerto Rico.  Aquí nací y me crié.  Aquí fui a la escuela, tuve mi primer trabajo, mi primer novio.  Entonces, ¿por qué consideró a Estados Unidos mi hogar?  Será por qué en Estados Unidos tengo las memorias más importantes de mi vida.  En Estados Unidos conocí a quien hoy es mi esposo, fue donde nos establecimos cuando nos casamos.  Donde nacieron mis niños.  En fin, fue donde me convertí en Esposa y Madre.

 

Jenny Nenes
Recuerdo, lo que cansada que estaba este dia.

 

Sí, en Puerto Rico también tengo buenas memorias.  Crecer en el campo, con mis padres y mi hermano.  Aprender a correr bicicleta en la calle sin ninguna preocupación en el mundo.  O meterme sola en la montaña detrás de la casa, con una lata de Salchichas Carmelas y  un Paquete de Galletas Export Soda.  Pero lamentablemente esas lindas memorias han sido opacadas, por malos ratos que he pasado desde que nos establecimos aquí hace cinco años.

Como la vez que Dylan con cuatro años, se rompió el brazo.  Ok, eso es normal en los niños.  Se caen, se rompe extremidades, terminan en el hospital y con un yeso.  Sí, pero la experiencia de el trato en el hospital es la parte horrenda de la historia.  La doctora con poco tacto que me regaño cuando yo empecé a llorar por la preocupación que sentía.  La espera de más de 3 horas por una ambulancia para transportarlo a otro hospital en medio de una tormenta. La espera de toda la noche en la sala de espera helada, no fría, helada, para que lo llevaran a Cirugía.  Pase la noche untándole lipstick a mi nene, por qué el frío le había agrietado los labios y no tenía nada más que ponerle.  Y ni hablar de la recuperación en el hospital después de la cirugía.  El enfermero, que para mí que todavía estaba en High School, no sabía que él era el encargado de mi nene.

 

IMG_1252
Dylan con su yeso el dia que salio del hospital.  Por lo menos tenia buen animo.

 

Memorias como esa, me hacen ver a Puerto Rico ahora con otros ojos.  Ya quisiera pasar los días como Shakira y Carlos Vives en una Bicicleta.  Pero la realidad ahora es otra.

“Mira está, pintando a Estados Unidos como el paraiso”.  -Para nada, si Estados Unidos fuera el paraiso nunca me hubiera ido.  Si con la nieve nada mas, te dan ganas de salir corriendo.  Pero, si ponemos en una balanza los trabajos y visitudes que se pasan en Puerto Rico, y los trabajos y visitudes que se pasan en Estados Unidos.  Yo escojo las de Estados Unidos.  Mis niños son pequeños y pueden beneficiarse de cosas que aqui en Puerto Rico no tienen.  Como una atencion medica desente que, es lamentable decirlo en Puerto Rico no tenemos.  Sí, Puerto Rico es hermoso, pero esa belleza nos esta saliendo cara.Foto Dylan

Por eso es que nuestro viaje a Estados Unidos, es como volver a casa.  Por qué Jenny, la muchachita corriendo Bicicleta o bailando como Selena, tiene raíces en Puerto Rico.  Pero Jennifer, la mujer, madre y esposa se hizo en Estados Unidos.

A lo mejor esto no es tan fácil de entender.  Pero así son las cosas, no siempre tienen lógica.  Ya veremos cómo se desarrollan las cosas en los próximos meses.  A lo mejor se me de regresar.  El tiempo dirá.

Ahora, ten la amabilidad de escribirme algo abajo en los commentarios o darle like o hasta suscribirse.  Dame indicio de vida, para yo saber que alguien está leyendo.  CIMG0078.jpg

 

Gracias