Cambios/Changes

El pasado lunes fue 20 de noviembre y lo pasamos todo el día, en tramites para comprar un carro.  Dos meses han pasado desde el Huracán, hace dos meses yo vivía en una casita de madera con techo de zinc en una isla tropical.  Hoy vivo en un Hotel en Massachusetts y disfruto del frio del otoño en Nueva Inglaterra.  Digo disfruto, por que es muy temprano para empezar a quejarme del frio.

Hace dos meses guiaba una guagüita roja, que no tenía aire acondicionado y solo le bajaba una ventana.  La puerta donde estaba esa misma ventana abría solo por afuera.  En fin, la guagua se estaba cayendo en cantos.  Ayer guie una guagua Negra, que a pesar de ser usada y tener la misma edad que Leo, se conserva.  La nombramos Bruce en Honor a Batman, en específico Lego Batman, mi Batman favorito.

Pues cuando voy por la autopista en nuestra nueva guagua, miro a mis nenes arropaos en ropa de invierno, jugando con sus tabletas sentado en los asientos negros de la guagua.  Miro afuera y puedo ver las hojas coloras, distintivas del otoño.  No puedo evitar pensar en como han cambiado las cosas.

IMG_3073

En solo dos meses, tengo una nueva dirección de correo, un nuevo carro, nueva rutina, hasta nuevo vestuario, por que los shorts que usaban en Puerto Rico.  No van a ver la luz del día hasta junio del próximo año.IMG_3105

Y aunque las cosas cambien, las prioridades, son las mismas.  Somos la misma gente en abrigo de invierno.

FEMA, extendió la estadía en los Hoteles hasta el 13 de enero.  Lo que significa que tenemos un techo hasta el próximo año.  Pero también significa, que tenemos que acomodarnos mejor y organizar nuestras cosas que tenemos en el cuarto del hotel.

Una cosa es ir a un hotel por un ratito y usarlo solo para dormir, como en las vacaciones y otra bien diferente que el hotel sea tu domicilio permanente.  Para empezar, tienes que ver que vas a comer.  Porque comprar comida fuera tres veces al día, no es una opción para nosotros, no tenemos ese tipo de bolsillo.  Lo que hacemos es que vamos al supermercado, y compramos unas cuantas cosas que se pueden preparar en el cuarto y complementamos con el desayuno que ofrecen en el hotel.

Otra cosa, es que vivir de maletas ya nos cansa y hemos tenido que organizar nuestras cosas en el pequeño espacio que tenemos en el hotel.  Compramos ganchos y cajas para organizar cosas, cuestión de que estén al alcance cuando las necesitamos, pero con un poco de orden.

De esa manera, poco a poco nos estamos acostumbrando a nuestra vida de hotel.  Trato de levantarme temprano, para tener al menos una hora de tranquilidad en la mañana antes de levantar a los nenes.  Preparo el café en la cafetera que tenemos en el cuarto, mientras “El Husband”, saca afuera a Cora.  Después del café, levantamos a los nenes.  A veces desayunamos en el cuarto, a veces desayunamos en el comedor del hotel.  A las 9 de la mañana comenzamos con los trabajos de la escuela.  Terminamos alrededor de las 12 del medio día.  Después de eso nos vamos a la calle a hacer gestiones.   Cada semana tenemos algún otro papeleo que llenar o que entregar.

Esta semana fue lo de la guagua, hubo que asegurarla, inspeccionarla, registrarla y sacar la tablilla.  Es un proceso bastante fácil comparado con Puerto Rico, pero toma tiempo.

Además de que los días son cortos, el otro día, queríamos almorzar algo en el hotel y eran alrededor de las 1 de la tarde.  Preparamos sándwiches para nosotros y Hot Pockets de Pepperoni para los nenes.  Comimos y nos fuimos a Walmart para comprar unas cosas que nos hacían falta.  Llegamos a Walmart alrededor de las 2 de la tarde.  Cuando salimos de Walmart, el sol ya se esta poniendo.  A las 5 de la tarde, estaba completamente obscuro.  Y la cosa es que, aunque sean las 5, como esta obscuro el cuerpo cree que ya es hora de dormir.

Y en eso se nos van los días.  Escuela, gestiones, oscurece, y pa la cama.

Otra cosa que paso esta semana es que mi sobrino comenzó en la escuela.  El martes, lo paso a recoger una guagua escolar, prácticamente al Lobby del Hotel.

IMG_3101  Para nosotros este fue todo un evento y fuimos todos a verlo.


FullSizeRender[1284]

Hasta Cora.

Cora Hotel

Y después en la tarde fuimos verlo cuando regreso.  Después fuimos a comer Pizza para celebrar.

FullSizeRender[1287].jpg

 

 

Como pueden ver, nuestras vidas poco a poco están cayendo en un nuevo tipo de normal.  Atrás quedaron los días de hacer filas para comprar gasolina y las noches a obscuras espantando mosquitos.  Todo ha cambiado, ahora hablamos inglés y bebemos Pumkin Spice Latte.

Estamos esperando que llegue la nieve.  Algunos, los niños, la esperan con alegría.  Otros, los adultos, la esperamos con terror.  También esperamos el momento en que podamos tener nuestro propio hogar.  El Hotel esta chévere, pero no es nuestro.  Es prestado por un ratito.  Quiero ver a mis niños durmiendo en su cama propia y al final de un día largo, poder decir vámonos para casa.

Pero no es un sueño muy lejano, creo que ya pronto se va a realizar.  Las cosas están cayendo en su lugar como en un juego de Tetris.  Ya pronto, ya pronto.  Por ahora continuamos con nuestra vida de hotel, de la cual estamos muy agradecidos.  Especialmente Leo y Dylan.

IMG_3126

 

Anuncios

El Hotel de Fema

Hola a todos, les informo que en estos momentos mi familia y yo estamos instalados en uno de los Hoteles provisto por FEMA para las familias afectadas por el Huracán María.  Para los que no estén informados, FEMA ha ofrecido entre sus ayudas ubicar a las familias elegibles en Hoteles, inclusive fuera de Puerto Rico.  Si has solicitados ayuda de FEMA y apareces elegible para ayuda de reubicación en un Hotel, debes buscar la lista de Hoteles en tu área aprobados por FEMA, entonces vas al hotel y si tienen habitaciones disponibles, te puedes quedar allí y el mismo hotel gestiona el pago con FEMA.

Pero ojo, cuando leí la noticia sobre estos Hoteles, la noticia mencionaba que FEMA pagaba el Hotel por 30 días.  En la oficina de Asistencia para Vivienda que fuimos solicitando albergue, nos dijeron que nos quedáramos en donde estábamos, o sea en casa de mi tía, por ahora así cuando ya no tuviéramos la opción de quedarnos ahí, podíamos ir al Hotel por 30 días.  De esa manera tendríamos lugar donde quedarnos por mas tiempo.  Y así hicimos.  Pero cuando después de dos semanas fuimos al Hotel, nos informaron que eran 30 días desde el principio de mas hasta el final del mes, pero como ya estábamos a mitad de mes, solo podíamos quedarnos en el Hotel por 2 semanas.  O sea que la ayuda era hasta el 30 de noviembre.  El 30 de noviembre tendríamos que solicitar una extensión de esta ayuda o buscar para donde irnos.

Pero como dos semanas es mejor que nada.  Aprovechamos, recogimos nuestras pertenencias y las montamos encima de “Jack” la guagüita Pick-up que un amigo nos prestó, y nos movimos a nuestro Hotel.

 

jack
Este es Jack

El Hotel es bastante cómodo, Tenemos dos camas Queen size y calefacción.  TV y WIFI gratis.  Todas las mañanas ofrecen un buen desayuno, con Waffles, hechos al momento y café.  Además de que estamos cerca de tiendas y supermercados en caso de que necesitemos algo.  En otras palabras, estamos bastante bien.

Cada mañana en el desayuno vemos muchas familias puertorriqueñas que están en las mismas circunstancias que nosotros.  Bebiendo café americano, no tan fuerte como el que nos gusta en Puerto Rico.  Empaquetados en la ropa de invierno que hemos podido conseguir, con el poco dinero que nos queda o con las ayudas que nos han dado.  Y se siente extraño y hasta un poco bien, el hecho que hasta fuera de Puerto Rico, todavía podemos ver la solidaridad entre personas que han pasado por un desastre y que, aunque no se conocen te miran como diciendo: “Estamos juntos en esto”.

La mayoría de las familias que nos encontramos tienen la misma rutina.  Desayunar y empezar a bregar con los papeles y solicitudes que tienen que estar llenando.  Casi todo el mundo tiene consigo una carpeta o folder llena de papeles importantes.  En eso se nos van los días.  Y como a las 5:00 de la tarde ya está oscuro, los días son mas cortos y hay que empezar temprano y sacarle el jugo los más posible.

Vivir en Estados Unidos no es fácil, una amiga en Facebook escribió hace unos días que la gente que esta llegando de Puerto Rico se tiene que agarrar bien los pantalones por que vivir en Estados Unidos no es fácil.  Y es cierto, no es fácil en el sentido en que tienes que trabajar duro para tener una vida decente.  No puedes estar sentado en pijama todo el día viendo Netflix, esperando el cheque del gobierno.  Tienes que trabajar fuerte.  Pero es así en cualquier parte.  No importa en qué país vivas, hay que trabajar fuerte por tus cosas.  Cuando encuentres el país en el gobierno te mantiene viviendo en lujo y con mayordomo sirviéndote todo el día sin uno hacer nada me avisan, que nos mudamos inmediatamente

La diferencia es que aquí, si te mueves y trabajas, al final del día vez el resultado, a diferencia de en Puerto Rico que ya van para dos meses de pasar trabajo todo el día sin ningún cambio en la situación.

Por eso me gustaría decir algo, si estas pasando trabajo en Estados Unidos por que tienes frio, por que no tienes carro y hay que caminar, por que en la oficina del gobierno te están pidiendo demasiadas cosas.  Detente por un minuto y piensa en cual seria la otra opción.  Una isla tropical, donde la mayoría de las personas no tienen las necesidades básicas cubiertas y donde las ayudas del gobierno están escasas.

Si vemos la situación desde el ángulo correcto.  Estamos viviendo bien y estamos progresando.  Podemos ser positivos y pensar que ya casi vemos la luz al final del túnel.

Por otro lado, aquí en los Estados Unidos (por lo menos en la ciudad en la que nosotros estamos) la gente está muy conciente de la situación en la que nos encontramos los puertorriqueños refugiados.  En cada esquina hay alguien queriendo ayudar y que entiende bien las necesidades que tenemos.  De hecho, mi hermano matriculo ayer su nene en la escuela y le dieron el número de teléfono de una oficina, donde están ofreciendo abrigos de invierno para los niños y también le dieron una mochila.  También cuando los primeros días aquí tuvimos que alquilar un carro para poder movernos, el encargado de la compañía que nos rento el carro, nos dio un día gratis de uso, porque él sabía que lo necesitábamos.

La gente quiere ayudar, y en estas semanas hemos visto esa ayuda por todas partes.  Desde mi tía que nos albergo en su casa, hasta el amigo que nos ha prestado un carro para movernos.  A todos ustedes que de alguna manera han ayudado a un puertorriqueño afectado por el Huracán, de parte de todos nosotros los refugiados les doy Mil Gracias, por hacer nuestra situación mas llevadera y darnos la mano en tiempos difíciles. window

Yo por ahora sigo en mi cuartito de hotel, con vista al estacionamiento.  Aquí tengo un techo sobre mi cabeza y una cama calientita para acostar mis niños a dormir.

Papeles, oficinas y caminatas

Nuestros días en estas últimas semanas han estado llenos de papeleo y visitas a oficinas del gobierno.  Llegamos a Estados Unidos como refugiados del Huracán María.  Sin un hogar propio y sin ingresos, pero optimistas, con un mundo lleno de posibilidades.

Al no tener ingresos necesitamos recurrir a las ayudas del gobierno.  Visitamos las oficinas de Ayudas para Familias en Transición el miércoles de la misma semana en que llegamos.  Salimos de la oficina con un panfleto de cuatro páginas de cosas que teníamos que hacer y documentos que llenar.  La mayoría tenían que ver con nuestra situación actual, donde estamos viviendo y cuáles son nuestras necesidades.  Pero uno de los documentos pedía información de la escuela a la que asistían los nenes.  Pero mis niños no van a ninguna escuela.  Tratamos de explicar que en nuestra casa hacemos Home School, pero al parecer era casi imposible entender que una familia sin casa quiera hacer homeschool.  Y ahora que lo estoy escribiendo, me doy cuenta de que tiene sentido, para haber Homeschool, necesitas el “Home”.

Pero nosotros estábamos decididos a continuar con nuestra manera de educar a los niños, sin importar los obstáculos.  Leo y Dylan han pasado por demasiado en los últimos dos meses.  Perdieron su casa y la vida que conocían en una sola noche.  Los sacamos del calor tropical de Puerto Rico y los transportamos al frio de Nueva Inglaterra.  Matricularlos en una escuela serian añadir un trauma más.  Y creo que estamos en un momento en que debemos evitar los traumas extras.

Por eso hemos pasado gran parte de esta semana, preparando el currículo, la notificación del deseo de hacer Homeschool, una lista un poco genérica que nuestras calificaciones para ser los maestros de nuestros niños.  Algo así como: sabemos leer y escribir y usar la internet.  A la misma vez, tratando de empezar este nuevo currículo, ya que estamos atrasados por dos meses.

Pero al fin el miércoles, logramos imprimir todos los papeles y llevarlos a las oficinas del departamento de educación.

Miren como es la cosa.  En Puerto Rico, una visita al Departamento de Educación probablemente implicaría, levantarnos de madrugada, llegar a la oficina, hacer un turno eterno, pelear con la persona que nos está atendiendo, y salir en la tarde de la oficina, molesto, porque no logramos hacer nada.

Aquí, la historia es diferente, ese día nos levantamos a la misma hora que siempre y empezamos alrededor de las 8:30 a trabajar en las clases de Estudios Sociales para el día.  Historia de Civilizaciones Antiguas para Leo e Historia de la Colonización de América para Dylan.  Terminamos y nos fuimos a la Biblioteca, sacamos nuevas tarjetas de Biblioteca y usamos una computadora en la Biblioteca para imprimir los documentos que necesitábamos.  Alrededor de 20-25 páginas y nos cobramos solo .75 Centavos en total.  Nos llevamos 4 nuevos libros de la serie del Wimpy Kid y nos fuimos.

IMG_3018
En la Biblioteca

 

IMG_3019
Tantas veces que he visitado esta Biblioteca y esta fue la primera vez que veo este mural.

Llegamos a las oficinas del departamento de educación, donde nos atendieron muy rápidamente, pero no podían recibir los documentos, por que la persona encargada no estaba.  Nos fuimos de allí, almorzamos algo y regresamos a la casa.

Luego recibimos una llamada, nos avisaron que la persona había llegado y estaba dispuesta a recibirnos.  “El Husband regreso a la oficina, entrego los papeles, le dijeron que al siguiente día llamara para saber a qué hora podía recoger el papel que necesitaba para enviar a la oficina de ayuda transitoria.  En resumen, tuvimos la clase del día, fuimos a la biblioteca e hicimos gestiones en una oficina del gobierno en menos de 3 horas.  Y aquí viene lo mejor, todo lo hicimos caminando en una temperatura de 30 o 40 grados.

IMG_3017
En una de nuestras caminatas

 

Pues ahora Leonardo y Dylan están oficialmente registrados para ser educados en el hogar, bajo las leyes del Estado de Massachusetts.  Eso nos quita una gran preocupación de encima.  Porque para ser sincera, era lo más nerviosa que me tenía de mudarnos a vivir a aquí.

IMG_3022
Estoy muy orgullosa de tener estos dos papeles.

Ahora solo tenemos que encargarnos de seguir el currículo, y enviar al final de año reportes de asistencia y de su puntuación en las distintas pruebas.

Otra gestión de gobierno que tuvimos que hacer, fue que “El Husband” renovara su licencia de conducir.  Él todavía tenía su licencia de Massachusetts, pero necesitaba renovarla.  Fuimos a la Departamento de Vehículos de Motor y en menos de 30 minutos ya estábamos fuera, con nueva licencia.  Igual que en Puerto Rico.  Yo recuerdo cuando yo tuve que hacer lo mismo en Puerto Rico, llegue temprano en la mañana y no salí a tiempo para recoger los nenes a la escuela en la tarde.

En fin, en eso se nos han ido los días en Massachussets, papeles, oficinas y caminatas.  Estamos tratando de acostumbrarnos a un nuevo normal.  Pero todavía como refugiados.

La última vez que cerré la puerta de mi cuarto, el 20 de septiembre, antes de que llegara el Huracán.  No me imaginaba que pasaría tanto tiempo sin un lugar al que pudiera llamar mi cuarto, o mi cama.  Esas dos palabras no existen en mi vocabulario actualmente.  Pero saben cómo la gente dice, una vez uno toca fondo, no puede caer más bajo, solo toca subir.  Pues eso es lo que estamos haciendo ahora, cada cosa que hacemos, cada situación que tenemos es nosotros haciendo lo posible para salir a la superficie.

“El Husband” está buscando trabajo, aunque de su trabajo en Puerto Rico, le dieron un transfer para acá, todavía no ha podido comenzar a trabajar en sí.  Una vez consiga trabajo, podemos comenzar a buscar un apartamento.  Ese es el plan, está un poco lento.  Pero estamos seguros de que todo va a salir bien.

Así estamos, palante, palante, siempre positivos.  Como dice José Nogueras en la radio.

IMG_3012
Miren que dos nenes lindos

(Últimamente, se me está haciendo más difícil escribir, porque mi mente está concentrada en otras cosas.  Pero poco a poco estoy tratando de coger las riendas de este blog nuevamente.  Ténganme paciencia, que un día de estos volvemos a la normalidad)

10 cosas que haces cuando no tienes luz.  

Con el paso del Huracán Irma, muchos estuvimos sin luz.  La Autoridad de Energía Electrica de Puerto Rico anuncio 1,093,643 clientes sin energía electrica el día después del Huracán.

Gente a la que usualmente no se le va la luz, estaban sin luz.  Algunos ya estamos acostumbrados a que se nos vaya la luz, aunque no por tanto tiempo.

Cuando llevas días ya sin luz, hay que ponerse creativo.  No te preocupes, la próxima vez que se te vaya la luz, ya vas a saber que hacer.  Gracias a esta completa guía de:

 

FullSizeRender[577]

  1. Pasas por un completo proceso de luto.

Negación: No, embuste, no se pude haber ido la luz

Ira:  @#$%&, con tantas cosas que yo tengo que hacer, me dan ganas de coger las maletas y largarme.

Depresión: Pero porque a mí.  Todo lo malo me pasa a mí.  Nadie me quiere.

Aceptacion: Bueno, que remedio.  Si más se perdió en la guerra.

 

  1. Si todavía tienes internet en el teléfono celular, lo posteas en Facebook. La humanidad tiene que saber la odisea por la que estas pasando y compartir tu dolor.

FullSizeRender[582]

  1. Te vas desesperadamente a la calle a buscar electricidad para enchufar el teléfono antes de que se te muera y a buscar Wifi. ¿Cómo vas a sobrevivir sin tu postear lo que almorzaste en Instagram? ¿Qué va a pasar si una de las Kardashian se toma una foto y tú no estás ahí para darle like?

 

  1. Comienzas una guerra sin cuartel, contra los mosquitos. Porque no hay abanico y los mosquitos lo saben.  Saben que es área de vuelo libre hacia tus piernas y brazos y se aprovechan.  Y como se te olvido comprar el repelente.  Pues mejor para ellos.

 

  1. Obligatoriamente tienes que pasar tiempo con tu familia. Después de tanto tiempo con la cabeza dentro de un teléfono o computadora.  Descubres que la gente que vive contigo en la casa, que dicen ser tu familia, son en verdad gente chévere y tienen muchas cosas en común.

 

  1. Pero entonces empiezan una guerra cuando deciden jugar Monopolio. Nada ha causado más guerras y destrucción de hogares que un juego de Monopolio.  Si solamente decidir quién va a ser el perrito y quien el carrito ha sido motivo de divorcio.  Estoy segura de que la mayoría de los casos de divorcio que van a el show Caso Cerrado, empezaron con un juego de Monopolio.

Image result for peleas de monopolio

  1. Recuerdas lo mucho que te gustaba jugar briscas en la escuela superior. Antes de los celulares y las tabletas.  Un paquete de cartas era el único entretenimiento que se permitía en los pasillos de la escuela.  Si hasta los Tamagotchis había que esconderlos, porque si no te los confiscaban.  En estos días se han visto relegadas a la última opción cuando no hay ningún electrónico disponible.

 

(*Nota: Nunca, pero nunca, me sonó la alarma del Tamagotchi en medio de un examen de Algebra)

  1. Probablemente te rompas una pierna o brazo, tratando de jugar afuera con los niños. Acéptalo, ya tu no estas para eso.  Y tus piezas ya no las venden.  Ten mucho cuidado.  Evita, la cuica, los patines, las patinetas y cualquier otro juego que jugabas cuando tenías 8 años.  Proceda con cautela en caso de la bicicleta.

 

  1. Recuerdas el año pasado, salió una moda de libros de pintar para adultos y sacas uno que te compraste junto con tu paquete de lápices de colores. Pero entonces todo el mundo se da cuenta y te piden pintar en tu libro.  Y tu como todo niño de Primer grado te niegas porque te van a acabar las páginas y partir la punta de los lápices.  Al otro día todos salen a Walmart a comprarse libros.  Y el día que vuelve la luz.  Nadie ni se acuerda.

Image result for libros de pintar para adultos

  1. Por alguna razón, lo único que puedes comer son Spaghetti Chef Boyardee, Salchichas Carmela con Galletas Export Soda y Jamonilla. ¿Por qué?  Alguien explíqueme ¿Por qué?  ¿Es que acaso, hay ley seca, en contra de otros alimentos?   ¿Es que la estufa no prende? ¿Cuál es la causa de que, se va la luz y eso es lo que nos da por comer?
IMG_2689
Mi version personal de la Bandeja de Huracan

Cuántas de estas hiciste tú en estos días.  También me atrevo a decir, que te propusiste que para la próxima te vas a preparar mejor.

El Huracán nos trajo un pequeño regalo, sacamos nuestras cabezas de dentro de las computadoras y pasamos buen tiempo en familia.  Jugamos juegos con los nenes.  Hablamos por largos ratos todos los días.  Un día tuvimos un BBQ improvisado y el otro Mami nos hizo su rico chocolate caliente.

Y si, hacía calor y nos picaron los mosquitos y estábamos incomodos e irritables.  Pero ya paso.  Y salimos al otro lado, con una nueva historia que contar. –“Se acuerdan cuando vino Irma y pasamos una semana sin luz y todo el mundo se compró un libro de pintar”.

Esas son historias y memorias para contar después.  Cosas que mis nenes le van a contar a sus nenes.  Como mi hermano y yo le contamos esta vez a ellos que en Hugo él y yo casi quemamos el baño y mi Papa nos preparó Pastelillos de Queso en una pequeña estufita que tenía en el cuarto.  Ven historias para contar después.

 

En mi casa, la luz llego ayer martes en la noche.  Casi una semana después que se fuera, el día del Huracán.  Y no me lo van a creer, pero al otro día a eso de las 10 de la mañana se volvió a ir la luz y tardo 3 horas más en regresar.  Ya a esas horas, estábamos curaos de espanto.  Seguimos con nuestra vida como si nada estuviera pasando.

Porque, al fin y al cabo.  La luz no es más que una comodidad que tenemos el privilegio de disfrutar.  No nos vamos a morir sin ella.  Hay cosas peores que nos pueden pasar.  Y damos gracias a Dios por que aun respiramos y nos tenemos unos a otros.

Hasta la próxima.

 

Si quieres continuar viendo como yo me meto en problemas que nadie me manda a meterme.  Ayúdame a llegar a los 50 seguidores del blog.  Así podremos salvar el Proyecto Jenny and Wilo.  Mas información aquí

https://contodomasbacon.com/2017/09/12/salvemos-el-proyecto-jenny-and-wilo/

 

 

 

 

 

6 Formas en los niños pueden ayudar en el hogar

En los 11 años que llevo siendo madre, he aprendido que es casi misión imposible mantener la casa limpia y organizada.  Si, lo puedes lograr, el problema es mantenerla así.

Puedes estar horas esclavizándote en la casa y al final del día, cuando miras alrededor piensas, ¿Que rayos yo hice todo el día?

Como en casa, los niños no salen a la escuela.  Están todo el día en la casa, las probabilidades de regueros aumentan.  Mientras ellos estén ocupados con sus trabajos de la escuela o entretenidos con tabletas o TV, no hay tanto problema.  El problema es cuando no tienen que hacer.  Parece que la mejor idea que se le ocurre, para entretener sus inteligentes cabecitas, es volver loca a Mami y destruir la casa.

Una vez alguien dijo, que unas manos desocupadas son las manos del Diablo.  Significa que, si no estás ocupado en algo, tienes la oportunidad de meterte en problemas.  Por eso es mejor mantener esas manos ocupadas.  (Esto aplica tanto a niños como adultos)

Por esto es por lo que siempre trato de mantener a los niños ocupados, en algo.  Claro hay momentos en el día que dejamos libres para usar la imaginación, explorar y meterse en problemas.

Aprovechamos e incluimos en el programa de educación de los nenes unos cuantos trabajos en el hogar.  Algunas personas dicen que los niños no deben trabajar, que deben jugar.  Pero si esos niños están en la escuela, estarían trabajando no jugando.

Mis niños aprenden mientras ayudan en la casa.  Aprenden a resolver problemas, a organizarse, a cooperar con otros.  Aprenden a ser responsables por sus cosas, a ayudar a otros.

Pero claro, no quiere decir que ahora los niños van a ser nuestros esclavos.  Que van a estar sirviéndonos todo el día, mientras nosotros estamos sentados frente a la computadora escribiendo un blog.  Hay ciertas cosas sencillas en las que ellos te pueden ayudar en la casa.  Y a la misma vez, tener su tiempo de ser niños.

 

FullSizeRender - Copy (3)

  1. Mantener su cuarto ordenano: Desde pequeña mi mama me enseno a mantener mi cuarto recogido.  Tenía que recoger mi cama todos los días y organizar mis cosas.  Eso puso una base para cuando tuve mi propio hogar.  Empiezo el día recogiendo la cama.  Y les enseñe a mis hijos a hacer lo mismo.  Ellos no han llegado al punto de dejar la cama bien estiradita y organizada.  Pero van progresando, y saben que es su responsabilidad.  Además, es una responsabilidad menos que me quito de encima.  Si la cama no se ve bien, no es culpa mía, es de ellos.  Y si la reina viene de visita eso es lo que le voy a decir.

 

  1. Cuidar de las mascotas: Decidimos tener un perro, cuando los nenes ya estaban en edad de ayudar con él.  Estaría increíble, que uno loca y estresada se echara encima además la responsabilidad de un perro.

Los nenes son responsables de echarle agua y comida a Cora, sacarla a pasear a el patio y peinarla.  Además, si tiene algún accidente dentro de la casa, ellos son responsables de limpiarlo.

  1. Pequeñas tareas de limpieza: Hay ciertos trabajos de limpieza que los niños pueden hacer, de acuerdo con su edad. Quitar el polvo, lavar platos, limpiar espejos, etc.  Estos trabajos van aumentado según van creciendo.  A los 11 años Leo ya limpia el inodoro.  Comenzó a los 9 ayudándome a mí.  A los 10 empezó a hacerlo con supervisión y ahora ya lo puede hacer solo y hace un buen trabajo.

FullSizeRender - Copy

No pienses que porque es un niño no lo va a hacer bien.  Es bien probable que no lo haga bien.  Pero no van a ser niños toda la vida.  Va a llegar un día que te va a sorprender.

  1. Ayudar en la cocina: la cocina no es otra cosa que un gran laboratorio de ciencia y a los niños le encanta la ciencia.  En un día que no tengas mucha prisa, invita a uno de tus hijos a trabajar contigo en la cocina.  Puede ayudarte a lavar vegetales y frutas, revolver algo.  Si ya saben cómo hacerlo medir cantidades. O si ya tienen la destreza, ayudar a picar cosas.

FullSizeRender - Copy (2)

La actividad favorita de mis niños en la cocina es romper huevos.  Les digo que tienen un poder de destrucción increíble.  Yo no sé, que es tan fascinante en romper un huevo, pero para ellos es lo más divertido que puede pasar en una cocina.

  1. Cuidar de las plantas: No es ciencia espacial echarles agua a las plantas.  Puedes pedirles a tus pequeños que te ayudan con eso.  Esto les ayuda a cuidar de la naturaleza y también aprender sobre el crecimiento de las plantas.
  2. Organizar la ropa: Según las edades, el niño puede ayudar a dividir la ropa antes de guardarla, puede ayudar a doblar o puede encargarse el solo de lavar y guardar su ropa.

Como vez, los niños pueden ayudar en la casa de muchas maneras.  Lo importante es tener paciencia y tomar el tiempo para ensenarles.  A veces pensamos que, si lo hacemos nosotros, lo hacemos más rápido y mejor y es verdad.  Pero si les enseñamos a los niños de pequeños que Papi y Mami lo hacen todo por ellos, estamos educando una generación de vagos.

¿Significa todo esto que Leo y Dylan sean niños modelos, que tienen su cuarto siempre listo y organizado y que todo el tiempo están trabajando en la casa y ayudando a que la casa parezca sacada de “Better Homes and Gardens”?  Nada más lejos de la realidad.  El 89% por ciento del tiempo su cuarto es un desastre.  Pero es un trabajo en proceso.  Seria irrazonable, pedirles a dos niños de 11 y 9 años que se levanten con guille de empleada doméstica.  Pero yo sigo intentándolo, no siempre me va a funcionar.  Pero yo sé que ahora mismo estoy menos estresada que hace un año atrás.  Algo está funcionando.

Piensa en cómo está el cuarto de tu hijo o hija ahora mismo.  Si ellos no aprenden desde ahora a ayudar en la casa, cuando sean adultos, esa es la misma manera en que va a estar el resto de su casa.  A menos que tus vayas a su casa a recoger sus regueros por ellos.  Y entonces cuando llegue la reina de visita y encuentre la casa regada, ellos van a decir, no es que Mami no me la limpio.

Estas son ideas sencillas, el niño no tiene por que limpiar toda la cocina, pero puede lavar los platos.  Un poquito aquí y un poquito haya.  Esto ayuda no solo a tu sanidad mental, también ayuda a crear adultos responsables.  Que al fin y al cabo es lo que queremos que nuestros hijos sean.

¿QUIERES RECIBIR UNA LISTA DE MAS DE 100 TRABAJOS SENCILLOS EN LOS QUE TUS NINOS PUEDEN AYUDARTE EN LA CASA?  ENTONCES SUBSCRIBETE A “CON TODO MAS BACON”

La Boda de Ellos

 

Hoy “El Husband” y yo estamos de Aniversario.  Celebramos 13 años de soportarnos mutuamente.  Por qué no les miento, el matrimonio es trabajo fuerte.  Dos personas imperfectas haciendo todo lo que esté a su alcance para que las cosas funcionen.  Sí, hay alegría y cariño y flores y cosas bonitas.  Pero también hay lágrimas y peleas y malas miradas.  Un poco de todo.

 

Por eso hoy, celebramos nuestro matrimonio.  Les traigo en exclusiva:

La Historia de Nuestra Boda

Los Preparativos:

Los preparativos comenzaron 10 meses antes.  Antes de que Chuito, mejor conocido como “El Husband”, me hubiera dado sortija de compromiso, ya en Puerto Rico teníamos conocimiento de sus intenciones.  Por eso antes de que el llegara a Puerto Rico para el compromiso ya teniamos fecha de boda, lugar reservado y yo tenia traje de Novia.

Al fin el logro llegar a Puerto Rico en Diciembre del 2003.  Y me pidió que fuera su esposa el día 4.  Aprovechamos los pocos días que pudo estar en Puerto Rico para tomar fotos y tener una pequeña comida en familia.

Después, el resto de los planes de boda los fui haciendo yo, con la ayuda de mi familia.  Habia mucho que hacer.

Compre mi traje en una tienda, que ahora es una tienda de cosas para mascotas.  Yo siempre supe que quería un traje con falda ancha en tul.  Díganme en que otra oportunidad vas a tener en tu vida, para vestirte como una Princesa de Disney.  Yo me aproveche de esa oportunidad.

 

Mi Mama me hizo los Velos de Novia, eran dos, uno largo para la ceremonia que pasaba por mucho el largo del traje y el corto, que me pude dejar durante la fiesta.  Mi traje era liviano y fácil de llevar.  Y para ser sincera, me lo quite muy temprano.

Yo me encargue de la mayoría de los arreglos de flores.  Mucho trabajo, pero lo disfrute muchísimo.  Y también prepare las invitaciones.

IMG_20170820_0011
Invitación de la Boda

Compre unas tarjetas en una tienda de cosas de oficina, formatee el texto y las imprimi, yo misma en la impresora de mi casa.  Casi todo en esta boda fue Home Made y mucho tiempo antes de que Pinterest existiera.  El novio llego cinco días antes de la boda.  Los días justos, para ir al médico y sacar la licencia para casarnos, reunirnos con el oficiante de la boda, tomarnos fotos y dar los toques finales.

Al fin llego el día

 

IMG_20170820_0003

Nos casamos el sábado 21 de agosto del año 2004, en Caguas Puerto Rico.  La fiesta fue en San Lorenzo.  Alrededor de 150 invitados, especialmente nuestras familias.  O mejor mi familia.  De la familia de “El Husband” fueron 2 hermanos y sus esposas, un primo y su esposa.  También fue un amigo y compañero de trabajo de el.  Un total de 8 personas, entre 150 eran los invitados del novio.  El resto eran de la novia.  En mi defensa, la boda fue en Puerto Rico y su familia vivía en Estados Unidos.

Los colores eran anaranjado y verde.  Para este tiempo yo estaba pasando por mi etapa de Jackie Kennedy y por eso mis damas llevaron un traje inspirado en una de los trajes de ella.  Solo fueron dos damas, ambas mis primas cercanas.  Los caballeros, fueron mi hermano y mi primo.  “El Husband” no tenía mucha opinión en cuanto a eso.  El es así, no le da mucha cabeza a cosas como esa.  Mis tíos fueron los Testigos y dos niñas pequeñas amigas de la familia, fueron flower Girls.

IMG_20170820_0005

 

El sol estaba radiante, y no había agua en la casa.  Me di un baño, prácticamente pegada de la pared, antes de irme a arreglar.  Cuando salgo afuera, veo que la guagua de mi Papa no estaba, él se la había prestado al dueño del carro que me iba a llevar a la boda.  Ahí me dio un pequeño infarto, por qué en la guagua estaba la caja con cintas que se iban a utilizar en la decoración.  Hasta el día de hoy no sé cómo llegó la caja con las cintas al lugar de la boda.  Yo llegué en el carro prestado, junto con mi Papa, mi Mama y mi prima a el Salón para arreglarme.

Cuando regresamos a la casa, termine de prepararme mientras veía un juego de voleibol de Playa de las Olimpíadas 2004.

Ya llevaba bastante tiempo preparada y esperando al fotógrafo.  Tenía un nudo en el estomago.  Una mezcla de nervios y desayuno, unidos por un bustier bien apretado.  El fotógrafo llego y tomo unas cuántas fotos.  Y luego nos fuimos a la ceremonia.  Mi Papa era el chófer y mi Mama la copiloto.  Era como si fuera el primer día de clases y me estaban llevando a la escuela.  Llegue en el momento en que uno de los hermanos de “El Husband” estaba llegando.  Yo nunca lo había visto antes, pero sabía que era su hermano, por qué era una versión más vieja de el.

Empezamos el desfile, una de las niñas se tranco en la puerta y no quiso caminar,  yo le pase por el lado y seguí desfilando.  Ella no tenía que llegar a casarse yo sí.

De la ceremonia no recuerdo mucho, recuerdo que el ramo de flores pesaba mucho y quería soltarlo.  Recuerdo que en los votos mi radiante novio tenía cara de pocos amigos.   En vez de tener ojos románticos, tenía ojos de que yo le debía dinero.  Eso fue raro, pero después él me explicó que el actúa así cuando está nervioso.

IMG_20170820_0010
No me pregunten de que habló el oficiante.

 

Terminamos los votos, intercambiamos anillos y sellamos todo con un beso.  La típica boda.  Luego tomamos fotos y deshilados de salida.

Luego nos montamos en el carro prestado, otra vez mi Papa,  mi Mama y mi nuevo “Husband”.  Algo bien casual, como una salida con chaperón al Mall.  Y como somos especiales, primero paramos, con fotógrafo y todo, en casa de mi Abuelo , que no pudo ir a la boda.

 

Después seguimos nuestro camino a la fiesta.  Y para ser sincera no me acuerdo mucho de lo que pasó aquí.

Yo sé que nosotros entramos primero y recibimos a los invitados, con besos y abrazos.  Después que todo el mundo estuvo sentados.  Bailamos nuestro primer baile como marido y mujer.

 

IMG_20170820_0006
Mi Foto Favorita

 

Bailamos la canción “Kilómetros” de “Sin Banderas” y bailar es decir mucho, por qué lo que hicimos es movernos de aquí para haya, mirándonos a los ojos y decirnos al oído, lo ridículo que se sentía el todo el mundo nos estuviera mirando.  Qué Romántico.

Después yo baile con mi Papa la canción “My Girl” de “The Temptations”.  Que cuestión que con el que hablaba inglés baile una canción en español y con el que habla español una inglés.  Pero eso qué importa ahora.

Casi al final del baile de Padre e Hija, el maestro de ceremonia invito a los demás Padres a que sacaran a bailar a sus hijas.  Esa idea la saque de una película y quise usarlo.  Fue muy bonito.

 

Después comimos y comimos.  Llego un punto que yo creía que me iba a quedar dormida con la jaltera que tenía.  Pero eso acabo cuando empezó el baile.  A mi familia le gusta el baile.  Y es la razón principal por la que vamos a fiesta.  Algunos van por la comida, otros por el bizcocho, nosotros por el baile.  Bailamos, aunque malo, merengue, salsa, bachata, cumbia, bailes en grupo.  Hasta como Michael Jackson.  Bailando como Michael Jackson fue que mi tía Sonia, se callo y se golpeo la cara.  Mi primo se la llevo para el hospital.  Y después de eso, se acabo la fiesta.

Ya yo me había cambiado a un traje mas cómodo.  Con el traje de boda no iba a caber en el pequeño Toyota que nos habían prestado para llegar al hotel.  Que cosa, yo quería llegar a la boda en un carro antiguo rojo, y no se me dio.  Pero salí de la fiesta en un pequeño Toyotita Rojo.

Bueno, empezaron las despedidas.  Y después nos fuimos mi nuevo y flamante Husband y yo en el pequeño carrito con dirección a San Juan. Haya nos perdimos y dimos unas cuantas vueltas antes de llegar al Hotel.

 

El día fue largo, pero maravilloso.  Todavía lo recuerdo con mucha alegría.  Creo que fue lo mas cerca a la perfección posible.  Y lo mejor de todo es que termine ese dia como “La Wife” de un buen hombre, que me quiere y me hace reír.

Celebramos 13 años, de risas y lagrimas.  Y en el numero 15 quiero un crucero por Alaska.  ¿Ok, Mr. Chu? Empieza a ahorrar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.